sábado, 9 de julio de 2011

PARA REFLEXIONAR...

Cuando un discípulo preguntó a su maestro dónde estaba la verdad, el maestro le contestó:
- En la vida de cada día.
- Pero yo no logro ver la verdad en la vida de cada día (contestó el discípulo).
- Esa es la diferencia; que unos la ven y otros no (dijo el maestro).

                                      

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te apetece puedes expresar tu opinión.