jueves, 28 de julio de 2011

A TODAS AQUELLAS MUJERES...

Querido diario:
Hoy  amanece oscuro y mojado…Oscura mi alma y mojados mis ojos…Sin embargo me permito una sonrisa “Salvadora” porque cuando sonrío parezco más bella…Y si la belleza está en el interior o en el exterior ¡a quién le importa!, yo necesito sentirme bella por fuera, pues por dentro va la procesión y  luce lenta y cautelosa, silenciosa y tumultuosa…Todo sigue igual y yo siento y siento…Cascadas de emociones y torbellinos de ideas se agolpan en mi mente desordenada, ya casi obtusa…Sigue todo igual y yo me niego a buscar alternativas pues sólo busco la solución y los sucedáneos no me harán sentir mejor nunca….Quizá la complejidad resida en mí como persona, como mujer, como madre o hija, como amante o amiga , como trabajadora o como ser pensante…Quizá sea mejor sonreír y predicar con el ejemplo aunque mi vida no sea ejemplar…Todo mi entorno gira vertiginosamente, las personas más cercanas son las que más se alejan de mis expectativas, las circunstancias que se cruzan azarosamente en mi camino convierten mi existencia en senderos pedregosos y áridos, en los que no hay sombras de olmos para permitirme un descanso, ni fuentes para beber o ni tan siquiera para escuchar el rumor del agua al caer...
Querido diario, menos mal que te tengo a ti porque en mi soledad siento la incomprensión del resto y en mi pena siento que hay cosas que no puedo cambiar, así que a través de las palabras puedo dar rienda suelta a mis emociones y plasmar retazos de mi corazón, sin tapujos ni temores…Muchísimas gracias por escucharme…
Hoy amanece oscuro y mojado como tantos amaneceres ya para muchas mujeres, yo soy sólo un pequeño grano de arena en esa inmensa montaña y mi insignificancia implica algo significativo…Espero…Espero y sonrío de nuevo, porque la esperanza me hace sonreír y además parezco más bella…Sí, mucho más…Hoy como tantos otros días me asalta una duda: ¿Cómo experimentar la sensación de no sentir?...La evasión no funciona porque al final siempre hace que me tope de nuevo con ella (mi realidad) y con él (mi pareja)…Ahora no sonrío, me cuesta sonreír, no puedo hacerlo…Ahora lloro y no parezco bella…Y tampoco parezco una mujer querida…
Desde la oscuridad de las horas que van pasando veo el transcurrir de una historia cuyo escenario ha sido la tristeza y la soledad, imágenes de una niña que no logró ser feliz, imágenes de una mujer que no logrará tener la suficiente fuerza, como para romper con ese esquema vital, una vida destructiva y destruida, horrorosa y pobre de la que nadie podría ser merecedor…Nadie…Nunca…
Querido diario, un sentimiento de indecisión y miedo invade lo más profundo de mi ser, siempre corriendo por un túnel sin fin, tortuoso, estrecho y oscuro pero sobre todo eterno, siempre huyendo desde los pensamientos y mis pies sin embargo  permanecen quietos, esperando una orden cerebral que nunca llega…Me siento inepta, incompetente, ineficaz, irresoluta…Siento que mis experiencias no me han servido ni tan siquiera para aprender de ellas…Siento por ello que no han sido experiencias sino fracasos…
Nadie apostó por mí nunca, y siempre lo necesité pues ni yo misma me he visto dando la talla, sin embargo no es este motivo suficiente para ver mi vida convertida en una devastadora lucha interior, carente de los mínimos imprescindibles para sentirme digna, o por lo  menos para mantener el latido natural y rítmicamente sano…¡Todo lo contrario, ha sido todo lo contrario!, una arritmia vital que me ha mantenido aferrada al vagón de la montaña rusa que es mi vida, y desde ese vagón he visto pasar rápidamente oportunidades, que se me han escapado como consecuencia de las subidas y bajadas tan bruscas y descontroladas, y yo aferrada, y el vagón subiendo y bajando haciéndome enfermar hasta el alma…y yo subiendo y bajando con él...
Querido diario te envidio tanto…Tu no sientes, no sufres ni padeces…Tu no entiendes de decepciones, engaños o desamores…
Tengo la sensación de que mi cabeza va a estallar, ¡ y no me importaría!, el dolor físico ya no me molesta, ¡no siento el dolor físico! mi dolor es otro… Tan profundo, que no consigo distinguir de dónde proviene, de qué órgano vital, músculo o articulación, y duele y duele, me retuerzo de dolor...Mientras, mi espíritu levita en una búsqueda sin sentido y yo me retuerzo de dolor…Lloro…Ahora parezco menos bella…Y antes y después, en el fondo mi sonrisa no me hace más bella pues es una mueca patética y tétrica, que se desliza a través de la inflamación de mis pómulos y resalta contradictoriamente el color púrpura de mis ojos, mis ojos empapados en lágrimas e infectados de dolor e impotencia…Al sonreír un efecto tirante recorre mi rostro agredido y sin embargo no siento ya el dolor, es miedo, y pena…Mucha pena…
Querido diario quizá mañana no haya otro amanecer oscuro y mojado…Quizá mañana pueda experimentar la sensación de no sentir y así se me permita o conceda un deseo: soñar con la libertad y el amor verdadero, pensar con una mente nítida y no contaminada por sentimientos de inestabilidad, desamor, pena o dolor…¡Quién sabe!…Quizá pueda sentir que ya no siento y marcharme muy lejos, tanto que nadie me pueda alcanzar, tanto que nadie pueda echarme de menos, pues hasta eso me causa y me ha causado dolor…Mi cansancio ya no me permite buscar culpables , por ello he concluido que mi mayor problema fue nacer, pues desde ese preciso instante yo no ví la luz sino la oscuridad, tal vez por ello me he acostumbrado a este cúmulo de circunstancias oscuras y quizá por la escasez de luz en mi vida no he sabido escoger bien…No he sabido ver el amor, el cariño y la integridad reales…¡Y tampoco sé cómo salir del túnel, no sé cómo huir o retirarme!...Oigo ruido se acerca él, se acerca la hora…Quizá mañana no haya amanecer oscuro y mojado, quizá mañana deje de sentir…Sonrío y lloro…No hay belleza, no hay amor…Sí pena y soledad…Querido diario creo que no sé salir del túnel porque la oscuridad me da mucho miedo…La oscuridad que llena el vacío de mi vida…Me da mucho miedo la oscuridad…La oscuridad y él…

sK





3 comentarios:

  1. Bonito Homenaje para todas aquellas mujeres "mal queridas".

    ResponderEliminar
  2. Ya te vale! tres veces he tenido que leer el texto para decidir si me gusta ó no, si me entristece, me inquieta, me enerva... en fín creo que una de las mayores tristezas ò cargas, que puede soportar una persona es el miedo: el miedo a decidir, a cambiar, a sufrir, a no superar, a perderse, a no llegar... Y sobre todo a los demás!
    ngp

    ResponderEliminar
  3. Muy cierto ngp el miedo a los demás es la peor carga que una persona puede soportar...
    Un saludo

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.