viernes, 19 de agosto de 2011

¿CUÁL ES EL SECRETO?

La vida no es como la soñamos…Entonces, ¿para qué soñar?, si ya tenemos una vida porque no disfrutarla hasta el final, su final, el nuestro, el de ambos, ¡qué mas da!...Soñamos porque somos inconformistas y dicen que los conformistas son mediocres, no tienen sueños, no tienen afán de mejora o superación, no se crean nuevas necesidades...¡Vaya, pues eso a mi me suena bien!, y más ahora en esta época de recesión y crisis generalizada, y es que a mi  parecer no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesidades se crea ( rico, listo, práctico, etc, etc)…Entonces, esto puede hacer surgir a las nuevas generaciones un nuevo interrogante:

¿Qué quiero ser de mayor?
Opción 1.- Conformista
Opción 2.- Inconformista
Opción 3.- Esto es una pregunta retórica.

…Vaya un dilema añadido al ambiente de confusión reinante, no, no lo tienen nada fácil, y creo que el movimiento del 15M poco va a solucionarles…
¿Y si les recomendamos que valoren y agradezcan cada día lo que tienen, y si les recomendamos que no está mal intentar mejorar la calidad de vida, pero sin grandes pretensiones?, no es por nada, pero esas “grandes pretensiones” se materializan en esfuerzos vitales que más que en sueños, pueden acabar por convertirse en pesadillas…
 La vida a fin de cuentas es un cúmulo de circunstancias, hechos, lugares, cosas y personas…El secreto está en que los elementos de ese cúmulo se muevan y circulen en y con total armonía, parece lógico que esa sea la vía más segura para conseguir pequeños momentos de felicidad, sí, ya sabéis, esa felicidad efímera que brota por nuestros ojos en forma de lágrimas y que nos sorprende muy de tarde en tarde…
El secreto es ser humilde, generoso, tener siempre serenidad y sobre todo sensatez, pues ésta es la mejor arma para lidiar con cierta clase en la destartalada aldea global en la cual vivimos.

sK


                                                                         


                                                           

2 comentarios:

  1. Muy buena la tercera opción a la pregunta de qué quiero ser de mayor!! ja, ja,... Yo quiero ser, por supuesto, inconformista!!

    Todo es suceptible de mejora...!

    Bien, yo no soy siempre todo lo humilde que debiera, sí generosa y casi nunca serena ni sensata... pero sí seria con las decisiones tomadas y valiente (creo) con las posibles a tomar... ¿Puede valer???????

    ngp

    ResponderEliminar
  2. Todo vale si para tí es válido y productivo...Sólo debes hacer un balance de tu história y si te funciona, vale, ¡claro que vale!...
    En el fondo siempre debemos ser generosos pero sin dejar de pensar en nosotros, la sensatez es muy importante pero creo que en ocasiones es conveniente dejarla un poco de lado, la serenidad parece una virtud que llega con la edad, con el paso del tiempo, con un balance existencial más o menos equilibrado, la humildad cuesta porque cuesta mucho conseguir las cosas en la vida,la seriedad y la valentía son imprescindibles para relacionarse y para luchar...
    El incorformismo en su justa medida es una puerta abierta hacia la esperanza...
    Así es que como tu bien dices ngp, todo es suceptible de mejora y la mejora es subjetiva.Yo creo que todo puede valer si nuestra conciencia está tranquila...
    Un beso.

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.