lunes, 29 de agosto de 2011

EMBRIOLOGÍA ESPIRITUAL

Para los más iniciados en esta materia diré que para mí existe lo que podemos denominar una “embriología espiritual”,  y creo que nadie está exento de este privilegio; así pues, podemos presumir de una igualdad de oportunidades para el desarrollo espiritual (algo muy extraño en nuestra sociedad infectada y afectada por las desigualdades más atroces e injustas). Si ya contamos con esto (que no es poco) y sabemos que la embriología espiritual es cómo se crea y desarrolla nuestra conciencia ... ¿Porqué no trabajar este espacio personal, que nos va a hacer sentir mucho mejor de lo que a diario alardeamos?...No es materia sencilla, la cultura de la apariencia, las máscaras que utilizamos para relacionarnos y el afán de crear una imagen de “buen hacer” y equilibrio, alrededor de nuestra persona y frente al resto del mundo, son sólo obstáculos e impedimentos para conseguir conectar con el alma...Y si no conectamos con ella, estamos dejando de lado la posibilidad de cultivar nuestra espiritualidad.
Si aún no estamos convencidos de lo beneficioso del caso se me ocurren algunos motivos más:

1º.- Para fortalecer el Yo.
2º.- Para profundizar en la auto-observación y en el auto-análisis.
3º.- Para acabar con ese auto-engaño, con el que nos movemos como peces en el  agua desde que amanece y hasta que el sol se esconde.

¿Qué más necesitamos saber para poner en práctica el desarrollo de nuestra espiritualidad?.. Valoremos más el mundo interior, ese espacio que no asoma a la vista como un amanecer, pero cuyo encanto es quizá más envolvente y mágico, más fructífero y atractivo de lo que la vista humana alcanza en no pocas ocasiones...
Podemos cerrar los ojos y permanecer en este antiguo estado de ceguera, pero también podemos no esperar el milagro, sino trabajar en él, para terminar definitivamente con este bloqueo que  nos corresponde por ser de la especie que somos, y en el fondo quizá merecemos, porque a veces no sabemos apreciar las cosas que verdaderamente son buenas y merecen la pena...
¡Salgamos del atasco!, y empecemos a utilizar nuestros cerebros con fines positivos y de creación, no para dar a luz inventos que nos llevan por el camino de la auto-destrucción...
Aseguremos nuestro futuro cultivando nuestra espiritualidad, es la mejor carta de presentación, una de las mayores fuentes de conocimiento y sabiduría, y además la mejor medicina de cabecera.

sK


                                                                         
                                                  



                                                          

3 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo. Los seres humanos somos cuerpo, mente y alma. Si se dedica mas tiempo a cultivar una sola parte, las demás quedan carentes de lo necesario para funcionar.

    Por desgracia, hoy en día, las personas van mas a los gimnasios y a las academias y facultades de estudio, que a su interior.

    Para poder crear algo en los demás, tienes que crear algo en ti mismo que te haga feliz... CONOCERTE PARA CONOCER MEJOR Y APORTAR AL RESTO.

    Muy buen post, buenos días Sofya.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Marieta, tienes razón...Con lo maravilloso que es estar agusto con la compañía de uno mismo...Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  3. Coincido con Marieta en que actualmente se le dedica más atención y tiempo al cuidado físico e intelectual del cuerpo que no al de su interior, ó espiritual...
    Creo que a veces no tenemos el tiempo ó la valentía ó simplemente las ganas de encontrarnos con nosotros mismos por el esfuerzo que nos pueda suponer y nos dejamos llevar un poco a "la deriva" antes que dedicarnos ese tiempo y atención mental para discernir si estamos bien y agusto con nosotros mismos...

    ngp

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.