lunes, 8 de agosto de 2011

QUÉ ES LO NORMAL: ¿Lo que hacen los demás o lo que yo hago?...

¡Te ponen un nombre y a vivir!…No es tan sencillo, todo lo contrario, en breve la complejidad acude a nosotros, se coge de nuestra mano y así hasta el final de nuestros días nos movemos con ella, un poco como el perro del hortelano, un poco que lo mismo es mucho, pero que a fin de cuentas y al final, da igual el nombre que te hayan puesto…La conclusión es que igual que las personas necesitan nombres, los conceptos necesitan palabras (Albert Espinosa lo dice), y por ello es que la palabra “normal” sirve para definir un concepto que cada vez es más cambiante, tanto como nuestra estructura social y nuestra sociedad, tanto como nosotros mismos…
¿Qué es lo “normal”?, ¿lo que más se da estadísticamente?... Es entonces cuando establecemos una norma o regla y de ahí lo "normal", o sea, lo que más se da u ocurre…No sería un debate en el que entrara la calidad,  sólo hablaríamos de la cantidad…
¿Qué hace más la población: casarse, convivir o juntarse, divorciarse o separarse, prefiere ser single, es decir estar solo-a y/o soltero-a?...
¿Qué hacen más las familias: ir de hoteles, de camping o de turismo rural para las vacaciones?...
¿Qué hacen más los jóvenes: comprar un piso, alquilarlo o quizás okuparlo?...
¿Qué hacen más los viajeros: viajar en coche, en tren, en barco o en avión?...
¿Qué hacemos más, lo que vemos en general, o lo que realmente queremos o deseamos hacer?... Bruce Broughton dijo que la creatividad tiene que ver sobre todo, con cómo recibes lo que ves y cómo lo transformas, y lógicamente cada uno tiene su propia velocidad de transformación…Pienso por ello, que perfectamente para cada cual lo “normal” puede ser diferente, y la genialidad de esa generalidad, es a veces tan inherente como incoherente, tan inoportuna como indigesta, tan ¿insostenible?...
A fin de cuentas el secreto está en vivir y en dejar vivir, y aunque bien podría ser este el secreto de la vida, prefiero pensar que ésta tiene muchos más, mejor aún, muchísimos más…Y entretanto, creo que hay algo en lo que seguro coincidimos: Es NORMAL que la gente pierda la cabeza, lo raro es que esto no ocurra sabiendo como sabemos que en un instante podemos perderlo todo... ¿Qué es lo que nos lleva a seguir?, ¿porqué seguimos adelante?...Quizá porque es lo “normal”, o quizá porque aún andamos buscando nuestra particular visión de lo que es o no es “normal”…  

sK


                                                                       

                                                                       

                                                                   

                                                                          

6 comentarios:

  1. Me niego a ser normal!...Gracias por aclararnos conceptos a través de tus palabras.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Oscar por participar con vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado lo que has escrito, me ha hecho abrir la mente y gracias a ti.Sigue escribiendo todos los días. Ayudarás a mucha gente.

    ResponderEliminar
  4. Sigue abriendo tu mente, ese es el camino hacia el cambio. Gracias amiga M.

    ResponderEliminar
  5. Desde luego "lo normal" es no plantearse: ¿qué es lo normal? (mal que nos pese, ja, ja,)
    npg.

    ResponderEliminar
  6. Lo cierto es que esa es la opción más saludable, no plantearse qué es o no lo normal, y por supuesto es la opción más inteligente, ¡que duda cabe!...Jajajaja...
    Muchas gracias ngp

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.