domingo, 25 de septiembre de 2011

EL DOMINICAL: FELIPE

Felipe era un respetable y modesto funcionario de correos que llevaba una vida respetable y modesta, acorde  a su puesto de trabajo y muy sensato de su parte.
Tenía 37 años y no había encontrado una pareja con la que compartir algo más, lo cierto es que por su aspecto físico pocas eran las mujeres figurantes en su historial amoroso, sin embargo, desde que la mujer de su mejor amigo le regaló una camiseta con el siguiente slogan: “SOY MALO. MUY MALO”, Felipe había notado una gran mejoría en este ámbito de los amoríos, y aparte de convertir la camiseta en su talismán, decidió ponérsela en días alternos…El trabajo de campo dio un gran resultado y de cuatro días que se la puso, ligó dos, es decir, un éxito del 50%... Con lo cual, sus andares desordenados, su rostro afectado e infectado por un acné mal curado, su pelo largo y graso hasta media cintura cogido siempre con un coletero, y su oscura barba de tres o cuatro días, pasaron a convertirse en el objeto de deseo de las mujeres cuando éstas leían lo que sus pectorales propagaban a los cuatro vientos.
Llevaba tres o cuatro meses con esta dinámica y aunque habían sido muchos los años que había estado en barbecho, empezaba a estar un poco harto. Como de costumbre salió a tomar su café diario, pero ese día decidió cambiar de bar cuando descubrió que dos calles más allá de la oficina de correos, habían montado una zona recreativa infantil con una feria y algo que le encantó: camas elásticas con columpios acrobáticos…Ni corto ni perezoso se acercó a la chica, la cual por cierto, leyó el slogan de su camiseta y le sonrió más de la cuenta…Así que por el módico precio de tres euros Felipe pasó quince minutos de acrobacias en sustitución de su dosis de cafeína…Hizo esto durante toda la semana siguiente, alternando su camiseta, como era de ley.
En esa semana Felipe consiguió:
1.- Una rebaja a dos euros y un aumento de veinte minutos de acrobacias.
2.- Consiguió dos ligues, de los cuales uno resultó ser la mujer con la que siempre había soñado, pues ésta fue la única que se acercó a él y le dijo: “ Me gusta todo de ti, todo menos que seas malo”...
3.- Consiguió también darse cuenta de que no necesitaba el café en su vida.
4.- Finalmente consiguió que su mejor amigo y además jefe, le viera una de las mañanas subiendo y bajando en el fantástico columpio, gritando como un fantástico energúmeno; hecho que ocasionó una charla sorpresa cuando Felipe regresó del “supuesto desayuno”, y además esta charla, resultó ser una sorpresa para ambos…
- Felipe, creo que no estás bien, siempre solo, sin una mujer en tu vida… ¡Mírate!...
Felipe lo observaba mientras su amigo seguía…
- Te he visto en el parque infantil…Felipe tu necesitas ayuda…Necesitarías un psicólogo…
 Felipe le miró y empezó a reírse, entonces haciendo honor al slogan de la camiseta que llevaba puesta y que le había regalado la mujer de ése, su mejor amigo y jefe, y gracias a la cual acababa de conocer a la mujer de sus sueños, se acercó más a él y le dijo:
- Tú crees que yo necesitaré un psicólogo, yo creo que tú necesitarás un abogado cuando tu mujer se entere de lo tuyo con tu secretaria.
Felipe salió del despacho de su jefe y llamó a la mujer de sus sueños para decirle que creía que sí que era malo por lo que acaba de ocurrir con su mejor amigo…La mujer de sus sueños le dijo que el concepto de malo era amplio y grande, pero no tanto como su corazón y que por lo tanto, debía hacer lo que éste le dictase, y eso fue lo que Felipe hizo.  

sK


2 comentarios:

  1. Vale!! Que viva la inspiración la imaginación la inventiva y la gran facilidad para contar historias, aunque (como en la que nos ocupa) me quede a medias, esperando un final...

    De cualquier modo de nuevo Enhorabuena!!!!!!!!!!

    ngp

    ResponderEliminar
  2. Si dejamos actuar al libre albedrío y a la imaginación de mis ávidos lectores el final de Felipe podría ser impredecible, lo cual no está nada mal...Si dejamos que la condición de mortal del personaje actúe, todos sabemos cuál será el final de la historia de Felipe...
    Gracias ngp

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.