miércoles, 14 de septiembre de 2011

LA VOZ DE LA CONCIENCIA

Es como el sabio consejo de la sacerdotisa o como el intuitivo y acertado del chamán…
No siempre podemos escucharla, aunque a menudo la oigamos retumbar, sin embargo, nunca nos falla cuando realmente la necesitamos, y nunca nos falla porque ella siempre está…Con el paso del tiempo evoluciona junto a nosotros, alimentándose de nuestro aprendizaje vital, y aunque no en todos nosotros es la misma, su variado y diferente proceder se suele ajustar más o menos a nuestras necesidades, incluso cuando duda, también actúa acorde a nuestro parecer…
Es diversa y muy variada, se torna clara o confusa, titubeante o segura, sumisa o indomable, persistente o efímera, pero siempre nos ayuda a completar opiniones o a tomar decisiones y por supuesto nos ayuda a completarnos como seres con conciencia, es decir,  con conocimiento de nosotros mismos y de nuestro entorno…
¿Qué pasa cuando no tenemos conciencia de nosotros mismos?...Ella sigue ahí, en este caso también está ahí, aunque se muestre obtusa, pues no está lo suficientemente cualificada para hacer su función; el individuo encargado de alimentarla debe tomar conciencia primero y después ser consciente…El trabajo como siempre es un trabajo personal, al que debemos dedicarnos muy en serio, sobre todo por nosotros mismos y por los que nos rodean y nos quieren…
La voz de nuestra conciencia puede convertirse en la mejor asesora existencial disponible en nuestras vidas, sin embargo ella no puede ser tal, sin nuestro tesón y nuestra entrega o dedicación, al aprendizaje de nuestras experiencias en el camino de nuestra historia.

sK


                                                                           
                                                         

4 comentarios:

  1. Me ha parecido muy interesante tu blog - lo encontré leyendo comentarios sobre Punset, "El Viaje a la Felicidad".

    Te propongo que eches un vistazo a mi blog, por si te pudiera interesar.

    http://josearnedo.blogspot.com

    Precisamente acabo de publicar una entrada referente a dicho libro de Punset.

    Un saludo y enhorabuena de nuevo por tu blog.

    Jose.

    ResponderEliminar
  2. Pepito Grillo, escalofriante! muy buena imagen. Esta voz nos acompaña de la cuna al sepulcro, menos si eres un psicópata claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias, gracias...

      Lo estás haciendo! :)

      Eliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.