jueves, 8 de septiembre de 2011

PERCEPCIONES DESDE UNA SOLEDAD IMPUESTA -Relato-


Primero el mar, de un azul intenso, y después ese restaurante de lujo que ni en la mejor de sus épocas se hubiera podido permitir…Después más mar…Mucho mar…Todo el mar…Todo él…Y sus pensamientos…
”No puedo decir que lo hice lo mejor que pude, simplemente copié y repetí pautas, no me esforcé por aprender ni por mejorar”…
El autobús iba lleno y lo cierto es que para ser nuevo hacía bastante ruido, al apoyar su cabeza en el cristal sintió una vibración generalizada que la incomodaba…Y sus pensamientos…
“Creo que no me quedaría dormida apoyada en él, como hacía cuando viajaba a Granada con la prima Matildina... ¡Qué tiempos, con quince años te duermes donde sea, con setenta no!...¡Además con lo que me cuesta dormir!…Antes no me costaba, antes no tomaba pastillas…Ahora sí…”.
Le gustaba ese corto trayecto hasta el centro, eran casi veinte minutos de paisaje marítimo en los que con su contemplación venían a ella recuerdos que daba por perdidos u olvidados, y esto era en gran medida lo que ayudaba a que sus días fueran pasando de una manera más llevadera aunque en el fondo, bastante triste…
Todos iban con sus móviles, ella era la única en el autobús que no tenía…No lo necesitaba…Nadie la llamaba nunca…Además la noche anterior había oído en las noticias que producía cáncer, así que suponía que era mejor no tener un aparato de esos…Y sus pensamientos…
“No sé si realmente he tenido instinto maternal en algún momento de mi vida…No consigo recordar ese dato… ¡Tuve hijos porque era lo que tocaba!… ¡Y porque él quería!…Quizá no debería haberlos tenido…Pero los tuve…”…

-¡Oh vaya, esta es mi parada!...Por favor, me deja pasar, bajo aquí…Gracias…

Olía  a mar y el sol calentaba su rostro bronceando los surcos de sus ya envejecidas  y deterioradas mejillas…
Mirando la inmensidad azul y con una triste sonrisa pensó que no quería estar así, no quería estar así de sola…Mirando la inmensidad azul, pensó que en realidad siempre había estado sola…De nuevo, su triste sonrisa delatadora siempre de sus emociones y sentimientos surgió de sus labios…Y de su cabeza sus pensamientos…”Antes sí, pero ahora… Ahora no quiero esta soledad”…Y de sus ojos lágrimas de mar...

sK


                                                                     

                                                           

6 comentarios:

  1. Tus historias cada día se superan mas... ¡Jajaja! Me encantan. Me identifico en algunas cosas, pero cuando tenga 70 años, yo no me veo en un autobús ni de coña...

    Me veo conduciendo el autobús yo, que para eso estudio Educación. Un autobús lleno de mocosos dándose de palos y una vieja gruñona diciendoles... ¡Neneeeeeeees, copooooooon! Gastaaaaar formalidad (como dice mi abuela, muy de pueblo ella).

    Me encanta leerte, me río muchísimo con tus post. ¿Los inventas tu? ¿O tomas como referencia a alguien? Una vez me dijo un gran escritor que los escritores siempre toman "modelos de referencia reales" de sus personajes. Pero como hay de todo tipo de personas por el mundo, también las hay con mucha imaginación. Si son inventados por ti, toda una obra de arte Sofya. Te admiro. Esa capacidad de imaginar lo que no es real yo nunca la he tenido, quizá sea demasiado realista y por eso me guste tanto soñar... ¡Jajajajajajajajajajja!

    Como siempre, un verdadero placer el leerte. Me encantas (y no te conozco de nada).

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja... Me invento a mis personajes, no tengo referencias de otros escritores , aunque leo muchos y de temas muy variados...Trabajo con personas y eso ayuda, aunque mi imaginación se desborda facilmente, sin embargo, cualquier mujer podría verse en la tesitura de la que hoy he descrito en el post...Incluso, hasta probablemente exista y mañana coincida con ella en el autobús, sin yo saberlo...
    Gracias de nuevo Marieta.

    ResponderEliminar
  3. Me haces gracia, porque, según el tipo de personas con las que trabajes (personalidad), la cantidad, la edad... Personas en general, te hace ser mucho mas consciente de la realidad social.

    A veces, estas historias que parecen sacadas de algún personaje enigmático o inventadas, se crean solo con mirar y escuchar a quien tienes a tu lado. Son maravillosas, demuestras una gran calidad humana y eso me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  4. Mirar, observar y sobre todo escuchar, la escucha es muy importante en las relaciones personales...Me encanta que me escuchen, y me encanta escuchar...
    Muchísimas gracias por todo lo que me dices.

    ResponderEliminar
  5. Bueno qué decirte de este post... muy bonito, aunque nostálgico, casi tirando a triste, pero al fín bonito!!

    Sigues sorprendiéndome con tu imaginación y tu facilidad para crear y contar historias!!que barbaridad...

    Lo que me ha dejado un poco de sabor agridulce de ésta, es el final: cuantas veces luchamos por conseguir nuestro "espacio" por tener nuestro "tiempo" por dedicarnos ese momento de asueto para nosotros, para disfrutar de nuestra soledad... y puede que en algún momento, después de tanta lucha, nos pueda pasar lo que a tu protagonista, que sea ya demasiada soledad que no se disfrute sino que se sufra.... y eso sí es triste de más!......

    ngp

    ResponderEliminar
  6. Es cierto ngp...
    Muchas gracias por tus palabras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.