viernes, 9 de septiembre de 2011

UN DÍA CUALQUIERA...

La olor a jazmín en mi mente...
Un extraño sueño en mi almohada... Uno novedoso en mi consciente...
La promesa de un nuevo sol... O quizás el mismo de siempre acechando...
Las mismas caras de todos los días podrían ser hoy desconocidas...Sin embargo es sólo un proceso mental, mi proceso mental...¿O no?...¿Alguno de ellos podría sorprenderme?, ¡seguro que sí!...Quiero pensar que sí, ¡incluso sorprenderme negativamente!... Quiero pensar esto, porque hoy es un día cualquiera...
Pensamientos irrefrenables, reflexiones a la par... Expectativas las justas y necesarias... Objetivos sólo uno, el vital...
Recuerdos de las montañas en mi infancia, de las carreras en bicicleta y de la pinada a la hora de la siesta... Todo ello junto a un presente de indecisión social, crisis económica, y corrupción e ineptitud políticas...
Un día cualquiera en nuestras vidas no es tan normal, común, simple o sencillo...Es un día cualquiera en nuestras mentes... Debemos tener muy presente que éstas veinticuatro horas pueden darnos mucha información... Ésta información puede sernos muy útil, si sabemos cómo procesarla y cómo emplearla, para así facilitar y fomentar nuestro bienestar emocional, requisito éste imprescindible, en la mejora y el mantenimiento de nuestra calidad de vida...Un día cualquiera es la muestra más maravillosa de que estamos vivos, y de que nuestra mente no es cualquier cosa, pues si sabemos interpretarla viviremos más y mucho mejor...

sK 

2 comentarios:

  1. Tres veces en dos días distintos lo he leído y no sé por donde "atacar"...puff, hay veces que eres "demasiado cansina", con tanto trabajo del intelecto... con lo bien y bonito que comenzaba el post con eso de "la olor a jazmín en mi mente"... (que por cierto para mí es de los más maravillosos olores para tener, por ejemplo en mi mente) ja,ja,ja...


    Bueno como te decía, leyendo y releyendo, sólo he conseguido recordar aquello que nos enseñaban a los que como yo íbamos a clase de
    Religión (Católica)y después íbamos a Catequesis (que tiempos)y después íbamos a Misa (siempre empezada)de que cada día, mejor al levantarnos y recomendable también al acostarnos, debíamos hacer "examen de conciencia", recordando todo lo que habíamos hecho y dejado de hacer... por qué.... cómo.... etc,etc,etc, y hacer el firme propósito de mejorar y hacer más cosas y mejor y a más gente, etc, etc, etc,....

    A ver, no es que no venga bien el autoanálisis, (ese examen de conciencia, ligerito) y tomar conciencia de nuestras posibilidades y limitaciones y actuar en consecuencia... es que todos los días, es demasiado (al menos para mí que soy bastante más de "falta de tiempo"!!! que no de "valentía y trabajo".. ja, ja,

    Así que, no sé si viviré más y mejor pero sí que doy gracias por cada día vivido y por lo bien que lo haya podido hacer...

    ngp

    ResponderEliminar
  2. Lo que nos resulta cansino es porque nos supone un esfuerzo ngp...El secreto está como dicen los Orientales en el esfuerzo sin esfuerzo, así que apresúrate lentamente a trabajar tu mente, si lo haces bien, al final saldrá solo y de eso es de lo que se trata...
    Saludos...

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.