domingo, 30 de octubre de 2011

EL DOMINICAL: DARÍO

Darío pensaba que el sentido de la vida pasaba por sentirla e ilusionarse, por eso siempre se ilusionaba con todo lo que le ocurría o con todo lo que él pensaba que le podía ocurrir.
Cuando empezaba un nuevo trabajo siempre se imaginaba ascendiendo, cuando quedaba con alguna chica mientras ella hablaba contándole sus gustos y aficiones, él se imaginaba casándose con ella y en ocasiones hasta teniendo hijos, cuando algún amigo deprimido le contaba lo mal que lo estaba pasando y le decía: "Ojalá pudiera elegir las circunstancias de mi vida", Darío con su eterna sonrisa le contestaba: "Las circunstancias no podemos elegirlas, pero sí podemos elegir cómo afrontarlas"...
Darío vivía en un estado de continuo reposo que le ilusionaba e ilusionaba a los que le rodeaban...Cuando a su madre le diagnosticaron un cáncer él le dijo: "Mamá, lo superaremos", su frase ilusionada ilusionó a su madre y lo superaron.
Darío había decidido que en general las personas no saben disfrutar de su felicidad porque no saben sentir la vida, y para sentirla según él había que ilusionarse, por ello la fuente de sus ilusiones era inagotable y crecía día a día, por lo menos mientras a él le quedara vida...Sin embargo, la mayor ilusión para Darío fue sin lugar a dudas el propio descubrimiento de esta teoría que decidió convertir en su filosofía de vida, y lo más maravilloso para él fue que en algunos casos hasta podía ser contagiosa.

sK 

2 comentarios:

  1. Cómo me gustaría conocer a Darío!!!!!

    Aunque me tengo por una persona positiva, más que ilusionada (para algunos rozando la inconsciencia), ni comparación con él!!, hasta el punto de hacer de tu "ilusión" algo tan contagioso.... de ahí mi interés!

    Coincido, no obstante en que la mejor forma de disfrutar de la vida es hacerlo con ilusión, agradeciendo todo lo bueno que nos ofrece y que podemos disfrutar! El problema es cuando confirmas que no lo has hecho y has dejado pasar un día más...

    Has de presentarme a tu personaje ya!!! jajaja

    ngp

    ResponderEliminar
  2. Seguro que ya conoces algún Darío en tu vida, aunque tal vez tu también tienes algo de Darío...Quizás algún día conozcas a alguien como él y te contagie y entonces Darío serás tu...
    Si esto ocurre no dejes de comunicarmelo que yo encantada me dejaré contagiar de tu fuente de ilusiones(como tu)...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.