miércoles, 23 de noviembre de 2011

EL CAOS ES FÉRTIL

El caos es fértil...La elecciones que hacemos en la vida no siempre vienen desde la libertad aunque a veces creamos que es así...Separar lo inseparable tiene sus consecuencias y la libertad de la que creemos ser dueños es en ocasiones esclavitud...Las consecuencias de no asumir esto, como las dos caras de una misma moneda, pueden ser devastadoras pues al no ser conscientes de nuestra esclavitud actuamos desde una libertad utópica tan falaz y falsa como nuestra propia imagen...Así pues nos vemos sometidos a un mareo existencial que desde luego podría sernos muy útil si supiéramos cómo o de qué manera enfocarlo...Y es que el caos es fértil...Es preciso rectificar, cambiar de opinión si es necesario y no conformarse con el pensamiento positivo, que es sólo pensamiento, sino practicar una actitud mental positiva...Vivir conforme a nuestras creencias y no representar el papel que se nos asignó si no es el que queremos realmente representar; asumir y responsabilizarnos de lo que es nuestro, por nuestro actuar o proceder y desde esa misma actitud de plena y total madurez, no asumir ni responsabilizarnos de lo que no nos corresponde...Y entre éstas y las otras fluir, pues el caos es fértil y desde él y a ratos se puede fluir y latir...Y así vivir...Desde el caos se puede vivir porque al ser fértil de él podemos extraer tantas enseñanzas como nuestras capacidades y nuestra resiliencia nos permitan, el caos es un espacio que nos corresponde por excelencia, en él somos excelentes habitantes y en el podemos manejarnos excelentemente...Sólo tenemos que saberlo, asumirlo, comprenderlo y quererlo...Sólo tenemos que sabernos, asumirnos, comprendernos y querernos...El caos es fértil.

sK


                                                                           

                                                            


2 comentarios:

  1. Cuando te sumes en el caos y lo contemplas te das cuenta de que todo está en perfecto orden...
    Un abrazo. :)

    ResponderEliminar
  2. El orden dentro del desorden...Que reparador ¿no?...
    Un abrazo Carol.

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.