miércoles, 16 de noviembre de 2011

LA ERA DEL HOMBRE DE PLÁSTICO

Las consecuencias de lo inasumible nos acarrean más problemas y conflictos de los deseables para crecer con una armonía considerable. Esto es material inflamable, pues se traduce en emociones no reconocidas, no consideradas y en ocasiones reprimidas, que además nos agotan en el ejercicio consciente a veces e inconsciente otras, de un doble trabajo consistente por una parte, en la necesidad de sacar la emoción y por otra parte, en el esfuerzo por reprimirla...¿Y reprimirla porqué?, porque no sabemos qué puede ocurrir si la sacamos a la luz, y esto se traduce en un miedo más a añadir a la lista interminable e innumerable de la que todos en mayor o menor medida disponemos e incluso almacenamos a lo largo del camino.
Los miedos nos paralizan y bloquean el transcurrir de nuestra experiencia vital pues nos dejan en una posición de no avance, no correspondida por nuestro sentir pero sí correspondida por nuestra mente, ya que es nuestro cerebro el aliado con nuestros miedos, el que da la orden de paralización, y entonces podemos estancarnos en un aspecto, faceta o en diferentes o en varios, evitando el transcurso normal de nuestras equivocaciones y/o lecciones que nuestro proceder y nuestros actos traen consigo. Así es como nos alejamos inevitablemente del aprendizaje necesario para crecer cualitativamente hablando.
Todo este proceso es bastante común, más de lo que debiera o debiese, resultando del mismo que siendo seres con vida de carne y hueso, debido a estos bloqueos ocasionados por esos miedos parecemos ser de plástico, quietos, parados y paralizados llenos de temores que se traducen en impedimentos u obstáculos para poder aprovechar al máximo la fantástica y gran oportunidad que en su momento se nos dió y que además no sabemos cuando tocará a su fin...Es impresionante la fuerza que tienen sobre nosotros, algo abstracto que se traduce en una idea o construcción mental y que es capaz de paralizar el funcionamiento de todo un ser tangible y complejo, tan complejo que es capaz de paralizar su complicado funcionamiento por una sola idea repetitiva e incisiva, eso sí.

sK


                                                   


                                     

                                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te apetece puedes expresar tu opinión.