viernes, 11 de noviembre de 2011

PENSANDO VOY PENSANDO VENGO

Un cielo azul, claro y nítido, no hay en él ni tan siquiera un atisbo o una amenaza en forma de mancha...Ni una nube...Miramos hacia delante y no dejamos de buscarla, la perseguimos...Incluso la podemos divisar...La felicidad y sus efímeros momentos...
Un cielo gris, oscuro y cargado, hay en él amenazas constantes, manchas espesas...Nubarrones...Miramos hacia atrás y no deja de buscarnos, nos persigue...Incluso nos alcanza...La tristeza y sus penas...
¿Perseguimos la felicidad mientras la tristeza nos persigue a nosotros?....

sK


1 comentario:

  1. Si!! pero lo peor es que, a veces, no intentamos ni andar más rápidos para que no nos alcance la tormenta... a veces (muchas veces, simplemente dejamos que nos alcance, que nos empape consiguiendo que nos cale hasta los huesos...

    Y aunque tenga su "puntito" romántico, el sobreponerse del consiguiente resfriado a veces (muchas veces) resulta penoso...

    A mí me gustan los días de tormenta para verlos desde la ventana, en la calidez del hogar... jajaja.

    ngp

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.