jueves, 30 de junio de 2011

VENDIDOS

Estamos vendidos desde que amanece y hasta que el sol se esconde...Estamos vendidos en nuestros trabajos porque nadie es imprescindible...Estamos vendidos porque tenemos una familia que no hemos elegido...Estamos vendidos porque aunque hayamos elegido a nuestra pareja podemos equivocarnos en la elección o quizás sea ella la que ande equivocada...Estamos vendidos porque tenemos vecinos que son otras personas de puertas para adentro , y son muchas las puertas que no podemos traspasar...Estamos vendidos cuando hacemos uso del transporte público, pues el chófer o conductor es un perfecto desconocido y en el fondo nada solucionaría el hecho de conocerle...Estamos vendidos incluso vendiendo nuestras propiedades pues nada nos asegura el éxito de las futuras compras que hagamos con esas ganancias...Estamos vendidos caminando por la calle pues cualquier objeto puede aterrizar bruscamente en nuestras cabezas y cualquier ser indeseable puede quitarnos de en medio de un plumazo....Estamos vendidos por nuestros gobiernos ya que sus dirigentes y representantes políticos son de una "especie superior" y saben cómo engañarnos para obtener nuestros votos...Estamos vendidos hasta cuando decidimos descansar y dormir por la noche, pues corremos el riesgo de caer en un sueño profundo que algunos llaman muerte, y de esta manera no volveremos a amanecer con el sol nunca más...
Sin embargo podemos comprar  a nuestros jefes y a nuestras familias, podemos comprar a nuestras parejas y a nuestros vecinos...Pero ¿con qué fin?...Aún sabiendo que todos tenemos un precio, ¿con qué fin?...

sK

                                                                   
                                                   

miércoles, 29 de junio de 2011

LLAMAMIENTO A TODOS LOS CIUDADANOS DEL MUNDO

No sé si una existencia coronada por la casualidad merece ser vivida, no lo sé... Me gusta creer que somos arquitectos de nuestro destino y en ello juegan un papel fundamental nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y nuestra intuición. No obstante la mala tolerancia a la frustración acarrea muchos problemas. Debemos aprender a poner límites, a ordenar nuestros pensamientos, a cuidar nuestra higiene emocional, debemos aprender a ser flexibles y sobre todo a tener confianza en nosotros mismos, debemos diferenciar los problemas de los inconvenientes, las actitudes de las circunstancias, la acción de la reacción, la intensidad de la duración, la empatía de la compasión...
Debemos llenar nuestras vidas con las cosas que más nos gusten, correr el riesgo de conocernos y querernos a nosotros mismos cada día un poquito más...Debemos ser conscientes.

sK

martes, 28 de junio de 2011

¿PORQUÉ?...

Resulta paradójico rodearnos de comodidades cuando lo que más nos incomoda es nuestro interior..Aceptamos o nos conformamos con la vida que tenemos en lugar de luchar por conseguir vivir la que siempre hemos soñado...¿Porqué?...Tal vez el punto en el que nos encontramos es un punto de no retorno y por lo tanto la conformidad es la respuesta, sin embargo además de conformistas somos obscenamente crueles y críticos con aquellos que deciden hacer de la  inconformidad su particular respuesta, aquellos que luchan por vivir su existencia soñada y anhelada ... Y los culpabilizamos...¿Porqué?...La cuestión es tan sencilla como que todos, conformistas e inconformistas compartimos un mismo hábitat y unas mismas características biológicas, psicológicas, genéticas y emocionales; este aspecto nos convierte en afines, "afines claramente diferenciados" pues cada cual desarrolla su propia personalidad, pero claramente afines en cuanto a una especie que puede hacer de su mundo un paraíso en constante evolución, ¡aunque alrededor de éste hayamos creado áridas, pedregosas y desérticas sendas! ... Millones y millones de existencias se deslizan, quizá se arrastran, hambrientas de emociones claras y nítidas que no den paso a la confusión que invade el aire que respiramos...Siempre igual, buscando un oasis tan lejano como ficticio, a sabiendas incluso de que no se trataría más que de un reflejo, sin embargo no aspiramos a más...¿Porqué?...

sK
                         

lunes, 27 de junio de 2011

LAS NEURONAS ESPEJO

En la vida nos encontramos ante situaciones difíciles, inoportunas, complejas y no en pocas ocasiones, estas circunstancias bloquean nuestro sentir haciendo oscurecer las emociones, complicando así, el proceder de nuestras acciones y conductas.
        Y nadie puede juzgar a nadie, pues el simple hecho de pertenecer a nuestra especie (la humana) ya es per sé la causa y consecuencia de multitud de hechos que se suceden en el camino de la existencia…Por tanto, y siempre lejos de excusar determinadas conductas o acciones alejadas de lo que se denomina ético o moral (complejo debate por cierto), me gustaría hacer hincapié en el denominado beneficio de la duda, pues nunca se sabe cómo procederíamos ante un determinado acontecimiento que nuestro vecino ha vivido pero a nosotros no nos ha tocado vivir…
        No resulta difícil respetar al prójimo estando lejos de compartir su proceder, se puede aceptar pero no necesariamente entender…Y de lo que deberíamos estar exentos es de juzgar a nuestros iguales, pues esta etiqueta ya nos incluye en el mismo grupo, y eso implica que nosotros en un momento dado o sin dar podremos reaccionar de la misma manera como mínimo.
        En el camino de la tolerancia el diálogo se hace imprescindible; el intercambio y la reciprocidad fundamentales, y un desarrollo maduro en el mundo de los afectos, el as que nuestra manga debe guardar para asegurar el éxito del” buen proceder”.

        De otra parte resulta innegable la valoración que debemos hacer de la actual estructura social, estamos inmersos en el siglo XXI y las necesidades de la población en general, y de los diferentes grupos sociales o de edad son cambiantes, los gobiernos asegurarían el éxito de sus políticas si realmente escucharan a su pueblo, si realmente fueran los canales de resolución auténtica en cuanto a la cobertura de las necesidades reales, que no sentidas…Si por un instante los dirigentes políticos se pusieran en el lugar de los emigrantes, los discapacitados, los grupos étnicos, los homosexuales, las víctimas del terrorismo, los toxicómanos, los desempleados y un largo etcétera de colectivos en desventaja social …¿y sus familias?, ¿quién se pone en el lugar de éstas?...
       
        Cuando era una niña siempre pensaba que de mayor quería ser feliz…Ahora con la madurez machacando mis emociones ya he asumido que la felicidad es un bien efímero, y sé que hay muchas personas en el mundo para las que no es ni tan siquiera eso…Es tan triste … Un sentimiento devastador para aquellos de la especie que además somos humanos , y para los  que no nos resulta complicado utilizar las denominadas neuronas espejo...Devastador por la impotencia que genera, porque parece que estamos abocados a una autodestrucción masiva, de la cual seremos los únicos culpables y para la cual tampoco parecemos preparados…La fuerza temible e irrefrenable de la naturaleza con sus elementos, parece también colaborar y sin lugar a dudas todos deambulamos por el camino del fracaso, el cual podría ser un mal bien merecido.

        Así pues, si el destino es uno, único y final ¿porque no podemos hacer más llevadero este tránsito?...¿Porque nos esforzamos en poner centenares de limitaciones?, llámense prejuicios, cuestiones culturales e incluso trabas psicológicas…Resulta casi dramático pues ni desde un punto de vista egoísta se puede ver la luz, somos seres incompletos porque necesitamos de los demás, todos necesitamos el reconocimiento de los otros, su calor, cariño, amor y de la manifestación de afectos: una sonrisa, un beso, un gesto cariñoso, abrazos…¿Qué estamos haciendo?...¿ De que estamos hablando?...¡De un bloqueo universal que nos impide valorar al prójimo como merece, como todos merecemos!...Pinta mal el panorama, muy mal y me planteo que casi no hay hueco para la tristeza ya que andamos alejados de poder sentir en el sentido más amplio y estricto de la palabra…

sK


                                            



                                            

                             
                                         

viernes, 24 de junio de 2011

VALORAR LA VIDA

Valorar la vida por lo que es, y para valorarla objetivamente despojarla de la falacia y la fantasía que la rodean...La vida es todo aquello que no se aprecia a primera vista, a veces ni lo que se ve, ni lo que vivimos, ni nuestra realidad aparente, porque aparente es...No somos creativos, vivimos un modelo estándar de vida que nos han inculcado cultural y socialmente, nos lo han vendido a través de la educación y nos obligan a mantenerlo a través del "status quo".
Vivimos o pensamos que lo hacemos y así transcurre el tiempo, un tiempo que no valoramos lo suficiente...Sin embargo, es difícil porque nuestros pensamientos están contaminados, enrarecidos...Y es que existe un terrible abismo entre nuestras emociones y la vida que vivimos.
La cobardía en forma de auto-engaño acosa y derriba nuestras almas cuyo pálpito ya ni tan siquiera sentimos, y en este punto es prácticamente imposible saltar ese abismo de vacío que mora y habita en  nuestras mentes y en nuestros corazones, enfermos de soledad y auto-compasión.

sK
                     
                                                                    


miércoles, 22 de junio de 2011

CRECER CON LAS PENAS

El mundo es bonito e infinitamente grande, sin embargo hay muchas personas que viven vidas infinitamente pequeñas, pobres y simplistas, y esto es porque no han crecido, sus experiencias vitales no han sido aprovechadas en forma de lecciones y no han podido o sabido aprender. Estas personas son capaces de hacer mucho daño a los que les rodean pues son tiranas y autoritarias, no saben dar ni recibir, y al final se quedan muy solas pues su incomprensión es generadora de conflictos y penas...
Todos tenemos penas en nuestros corazones aunque no lo expresemos, aunque no lo compartamos, nadie nace inmune a este respecto, sin embargo podemos vivir y crecer con ellas. Ellas son portadoras de tristeza pero también de sabiduría, ellas son la señal más clara de nuestra condición de humanos, el secreto para convivir con ellas es tomar conciencia de su existencia y su presencia en nuestro ser, asumirlas y reconocerlas como parte de nosotros, como fruto de nuestra historia... Hay que dejar que fluya el dolor que ocasionan pero no dejar paso al sufrimiento; el dolor es pasajero, el sufrimiento no.

sK

martes, 21 de junio de 2011

SÓLO CRECIENDO TIENE SENTIDO LA VIDA

Nacer es complicado y crecer lo es aún más...  Y aún así lo realmente deseable sería un crecimiento holístico, pero este tipo de crecimiento no se lo puede permitir todo el mundo, no, no todos podemos...Los juicios y pre-juicios, la rigidez mental, las neurosis, fobias y múltiples amigos de nuestras mentes enemigos a su vez de nuestros corazones, nos llevan por la senda equívoca dejando el camino auténtico y real de lado. Nuestras acciones contradicen nuestro sentir y es este abismo entre lo que sentimos y lo que hacemos uno de los mayores impedimentos para crecer holísticamente hablando.
Si no nos perdiéramos en percepciones subjetivas o en juicios de valor, si le diésemos el tratamiento que se merece a la obviedad probablemente habría más comprensión y tolerancia en el mundo, que pese a ser bonito está lleno de desamor, incomprensión e intolerancia. Si escuchásemos más al prójimo en lugar de practicar casi constantemente una melodramática escucha interna, si aprendiéramos a ponernos en el lugar del otro y aceptáramos la diversidad y la diferencia como una consecuencia de la evolución de nuestra especie y nuestra estructura social, habría más solidaridad y amor en el mundo, que pese a ser bonito está lleno de hedonismo, egolatría y tecnocracias.
La cuestión es bastante compleja, el proceso de socialización, la cultura, la educación y sus variantes nos pueden convertir a veces en títeres descontrolados, con cabezas huecas y corazones partidos capaces de representar el mismo papel durante toda una vida, por cierto, una vida que es una y única.
Así pues entre "dimes y diretes" transcurren millones de existencias famélicas y mórbidas, cuyo objetivo no deseado ni deseable en el fondo, es anular a la persona, anular su sentir real, su propia identidad, promoviendo la actitud y la conducta de "rebaño", no dejando que la "oveja negra", que ni es negra ni es oveja actúe como tal, es decir, como ella misma sea y sienta...Y así es como nos perdemos en el laberinto del "quiero y no puedo" y del "ser o no ser"...
Pero no todo está perdido, esta situación puede ser temporal si apostamos por nosotros mismos y decidimos re-educarnos...Sólo debemos aprender de la experiencia para así poder permitirnos crecer, sólo creciendo tiene sentido la vida, sólo creciendo la vida y el mundo pueden resultar bonitos.

sK