sábado, 14 de enero de 2012

ESPERANDO

Hay cosas que cuestan mucho decir, hay otras que es preferible omitir, en ocasiones también las hay que es mejor insinuar y en general hay cosas que es más saludable no guardar.
El criterio para decidir y actuar en consecuencia suele ser subjetivo y por ello lejos ya de las formas y de los contenidos, son muchas las oportunidades que perdemos, desperdiciamos o mal gastamos con éstos propósitos.
De nuevo los miedos hacen acto de presencia y se sitúan en el punto de mira convirtiéndonos en cobardes e inmaduros, incapaces de asumir responsabilidades al evadir la expresión de lo que sentimos o lo que pensamos.
Esperando a que la persona a la que vayan destinadas nuestras palabras ya no esté; Esperando a que pase el tiempo y ya no tenga cabida lo que vayamos a decir; Esperando a que nuestras palabras se vayan agolpando con nuestros pensamientos y cuando salgan contaminen en lugar de enriquecer...Esperando a que salga el sol o llegue la tormenta...Esperando un consejo u opinión que nos oriente aunque con ello nos arriesguemos a perder la brújula; Esperando a  tener más confianza en nosotros mismos que todos los días caminamos por la cuerda floja, mientras no perdemos detalle para ver quién será el primero en caer....Esperando...¿A qué estamos esperando?...
Hay que decir las cosas aunque cueste...Si es preferible, omitirlas...¡Porque no! si tienen cierta categoría, insinuarlas...Pero si duelen no hay que guardarlas pues de esta manera el dolor se convierte en sufrimiento, y entonces, ningún criterio que asome por nuestra razón, tendrá la calidad oportuna que nos permita salir airosos de esa eterna espera en la que parecemos encontrarnos, cuando con palabras tenemos que afrontar o enfrentar, y en resumidas cuentas, la vida hay que afrontarla enfrentándonos a determinadas situaciones y a determinadas personas.

sK


                                                                           


                                                            

4 comentarios:

  1. Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Sofya, encontre tu blog casi de casualidad... y me sentí identificado con tus palabras... con tus pensamientos... pese a las distancias y diferencias... sin embargo las esencias son muy similares... Me gustó mucho! Lo seguiré... Un fuerte y cálido abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Nano. En el fondo aunque todos nos esforcemos por diferenciarnos los unos de los otros, tenemos la misma esencia...Un saludo.

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.