jueves, 15 de marzo de 2012

TENGO,TENGO, TENGO...

Tengo una bonita y deslumbrante escafandra que todos los días me permito lucir; con ella voy trayendo todo aquello que no quiero atraer y también voy llevando lo que no quiero conllevar.
Tengo un legendario catalejo que suelo utilizar casi sin querer, con él puedo visualizar lo que quiero o lo que me apetece, sólo tengo que saber cómo mirar.
Tengo una personalidad muy compleja pues soy una “persona”, la importancia de este nombre común que deriva del griego es su significado, y éste es "máscara", las implicaciones que esto acarrea me hacen más compleja todavía.
Tenemos grandes capacidades para fingir, ocultar y manipular, sabemos hasta dónde nos pueden llevar éstas, en ocasiones hasta conocemos los motivos que nos predeterminan a usar las mismas, sabemos que además hacen aún más complicadas nuestras relaciones con los demás y con nuestro entorno. Tenemos la certeza de que incluso nos engañamos a nosotros mismos con esos mecanismos y con nuestro propio auto-engaño sólo estamos contribuyendo a alejarnos cada vez más de nuestro verdadero sentir… ¿Quién quiere esto?, ¿qué tenemos realmente?, ¿esto es sólo por el afán de tener?...Pues también tenemos la capacidad de ser auténticos, la de ser honestos con nosotros mismos  y con el prójimo, tenemos la capacidad de ser coherentes y mostrar coherencia entre lo que hacemos y lo que sentimos o lo que pensamos.
Sólo hay que dejar que fluya nuestro ser y en ese fluir podremos ser conscientes de una tenencia más verdadera…Entonces sí, entonces y con razón podremos decir: “Tengo, tengo, tengo”.

sK


                                                  




                                               

9 comentarios:

  1. ¡Muy bueno Sofya!
    ¡Fuera las escafandras!
    :-)
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. y si tenemos la capacidad de rectificar porque no lo hacemos? si podemos ser honestos porque no lo somos?

    ResponderEliminar
  3. Ciertamente creo que esa es la pregunta que cada uno debe hacerse Anónimo. Yo pienso que la respuesta está en cada persona, en lo que han sido sus experiencias, en lo que ha sido su aprendizaje vital y sobre todo en lo que uno quiera ser o parecer.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. interesante reflexión, esta sociedad nos enseña a aparentar, parecer, te mide por lo que dices que tienes y no por lo que eres...nos estamos equivocando..fuera máscaras y caretas. Un blog genial Sofya

    ResponderEliminar
  5. Sí, tendemos a identificar lo que somos con lo que tenemos...

    Por otra parte, tendemos a etiquetar todo lo que nos rodea (bueno/malo, listo/tonto, guapo/feo)...

    Así que para etiquetar a alguien como bueno/malo nos basta con ver qué tiene, sin ir más allá... es tan fácil!!... qué pena...

    En fin, muy buen post, un abrazo Sofya!

    Jose

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho como escribes! Echaré un ojo de vez en cuando porque me parece interesante tu forma de escribir. Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Gracias Marta, yo encantada de que me visites...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Es genial buscando imagenes de escafandras..porque siento que tal objeto personifica lo que siento en este momento.. tambien encuentro este sencillo, pero claro texto sobre lo que simboliza y sinifica preuntarse quien es uno, para uno y con el otro.. O lo que he entendido o interpretado.. En resumen, me encanto poder hallar en palabras de otro, la descripcion precisa de lo que estoy sintiendo.. y al no poder ponerle palabras, es aluien ajeno, quien aliviana la pena con su reflexion! Gracias!

    ResponderEliminar
  9. Gracias a tí anónimo por compartir y expresar sentimientos y emociones...
    Un saludo

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.