jueves, 10 de mayo de 2012

LA AUTOESCUCHA

En la oscuridad nocturna cuesta menos escucharse, no nos limitamos al acto físico de oírnos, sino que nos podemos permitir la autoescucha y cuando esto ocurre pensamos junto a nuestro interlocutor que somos nosotros mismos, es un acto más emocional y más intelectual.
Escuchándonos mejora nuestra propia comunicación, esto hace que tengamos el control de la situación, así reducimos nuestras discusiones y demostramos más interés hacia lo que dice el que habla o sea hacia nosotros mismos; esto a su vez, nos ayuda a comprender mejor el mundo que nos rodea, nos ayuda a recordar datos relevantes y nos convierte en mejores personas.
Nuestros comportamientos son el resultado de nuestros pensamientos, cuando nos escuchamos logramos comprender el proceso que va desde el pensamiento a la acción, pasando por nuestros sentimientos, es una forma de controlar las emociones y las acciones negativas, transformando así nuestros pensamientos negativos en positivos.
Escuchándonos podemos acceder a transformar nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y por lo tanto nuestras acciones.
La sensación de organizar nuestros pensamientos podría asemejarse al avistamiento de una alineación planetaria, algo tan esotérico como hipotético…Difícil…Tener los pensamientos organizados en una línea recta y no juntos, revueltos en un continuo tótum revolútum  que con su son acompasado y arrítmico altera constantemente el pálpito de nuestras almas, dejándonos exhaustos y en ocasiones hasta desarmados.
Es a través de la autoescucha cuando podemos experimentar nuestros propios valores, es cuando podemos llegar a sacar conclusiones que nos podrán llevar tan lejos como nos propongamos:
¿Qué es lo que realmente me motiva?
¿Qué es lo que me importa?
¿Qué es lo que hace que actúe?
¿Qué motivo tengo para levantarme cada mañana?...
Todos tenemos algo que nos motiva, algo que nos importa, algo que nos hace actuar…Todos tenemos motivos para levantarnos cada mañana.
Y en la oscuridad nocturna se me ocurre que a través de la autoescucha podemos encontrar respuesta a éstos interrogantes y tal vez a otros muchos más.

sK


                                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te apetece puedes expresar tu opinión.