martes, 15 de mayo de 2012

LA HISTORIA DE ELLA Y ÉL -Relato-

Ella nunca supo si él la quería pues él nunca supo demostrarle afectos…Ella moría todas las noches, él murió una preciosa noche veraniega, colocado, con sus órganos infectados y afectados de sustancias tóxicas, murió sin saber si la quería, murió matándola en vida.
Él sabía que su relación con la realidad no era sólo perceptiva sino también sentimental y eso no le gustaba, le hacían sufrir las cosas que le emocionaban, las que le alegraban o las que le entristecían…Él no quería eso…En cuanto pudo ser consciente de este sufrimiento desde muy joven, decidió poner un gran obstáculo a esas emociones, un pegajoso obstáculo que le ayudaba a desconectar de su particular berenjenal teórico, que por cierto y desde fuera se mostraba bastante frondoso…Él creía en la denominada cultura flash y pensaba que el mundo había creado un régimen de vida de usar y tirar; por eso se colocaba, por eso se aislaba, por eso finalmente decidió descansar…Él odiaba este régimen de vida y en ocasiones también la odiaba a ella…Él quería haber nacido robot para estar privado de sentimientos, para estar privado de motivos, por eso quiso conjugar realidad con posibilidad y así se inventó un mundo mejor en el que no podría respirar las emociones y esto le permitiría evitar su sufrimiento, por eso y para ello él dejó de respirar…A ella ya le costaba hacerlo…
Dejarse guiar por la razón le parecía razonable, sin embargo todo lo que tenía su razón de ser también podía tener su razón de no ser, ella pensaba todo esto con el desenlace y así fué como de repente sintió mucho amor por él y en la misma cantidad también sintió odio…Él no sabía que ella moría todas las noches…Ella no sabía que la muerte de él era  consecuencia de perseguir su dolor hasta la madriguera…Él ya sabía con qué iba a encontrarse, ella no pensó ni en imaginarlo. Ambos se parecían desde sus diferencias…
Él no fue feliz durante su infancia, ella creyó serlo…Él siempre estuvo solo, ella siempre se sintió sola…Él la buscó a ella, ella se encontró con él…Y finalmente él murió cuando ella ya estaba muerta y además se fue cuando ella ya estaba ida.

sK


                                                        



                                                    

3 comentarios:

  1. Unos que van y otros que vienen y al final sufren los dos.

    Cuando uno se evade con drogas no solo se está haciendo daño así mismo, a su alrededor siempre hay personas que sufren y que caerán en el hoyo sin haberse metido un solo pico nunca...

    Huir de los problemas nunca es una buena solución, al final acaban alcanzándote y corren mucho más que uno mismo.

    Un abrazo.

    Oski.

    ResponderEliminar
  2. Me quedo sin palabras. Me parece un post espectacular y real. Creo que conozco casos así. Sea como fuere, cada uno hace de su vida lo que quiere vivir y lo que le hace más feliz. Si hay quien necesita drogas para vivirla no es peor que el que necesita dinero, alcohol, sexo, rezar o cazar monos. Es su elección.

    A mi lo que me da tristeza es que, siendo los sentimientos tan parecidos entre dos personas, a la vista parezcan tan diferentes y se supongan tantas cosas que nunca se dijeron... Una pena porque vida solo hay una, y cuando te vas, dejas muchos vacíos sin cerrar...!!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu reflexión Marieta.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.