martes, 20 de noviembre de 2012

PENSAMIENTOS DESBORDADOS

No creo que el mundo necesite milagros, no creo en ellos, ni en su existencia, ni aunque así fuese en su fuerza productiva, el mundo sólo necesita que las cosas sean como tienen que ser, justas y en su justa medida, ni más ni menos.

No es difícil de entender pero sí parece difícil de materializar. Sin embargo, esta dificultad no es más que el producto de un complicado, retorcido y maquiavélico proceso personificado y concretado en lo que hoy es nuestra realidad.
Ahora más que nunca quisiera creer que lo que veo no es real, sin embargo nada más lejos: injusticias atroces, desigualdades descabelladas, farsantes disfrazados de banqueros, ladrones con disfraz de políticos, pobreza de solemnidad en el pueblo, y todo este conjunto es mi mundo, un mundo con el que nunca hubiera soñado, ni en mis peores pesadillas, ni en mis peores crisis existenciales incluso ni en mis más agudos trances de valores, nunca nada igual…Jamás…Ahora más que nunca tengo serias dudas acerca de nuestra inteligencia, de la supremacía de nuestra especie y de sus innumerables ¿avances, inventos, descubrimientos?...Ahora más que nunca me cuesta tolerar a los intolerantes, a los que no saben ponerse en el lugar del otro, a los que no miran por el prójimo, a los que sólo piensan en enriquecerse a costa de los demás, me cuesta y no me avergüenza decirlo, pues todo tiene un límite y cuando se rebasan los límites traspasando sus fronteras, las consecuencias no se hacen esperar, y es que estamos hablando de las fronteras que separan el bien del mal, lo justo de lo injusto, ni más ni menos , ni menos ni más, ¿de qué se creen que estamos hablando de cualquier cosa?...Ahora más que nunca los ciudadanos podemos sentirnos víctimas de un maléfico plan urdido desde la fealdad y la maldad morales, desde la inconsciencia consciente y desde el egoísmo más cruento y salvaje…Ahora más que nunca es cuando podemos decir que “el hombre es un lobo para el hombre” como dijo Thomas Hobbes en 1615 en su Leviatán, sin embargo el lobo es un ancestro del perro y éste es el amigo más fiel del hombre desde más o menos la era intermedia entre el paleolítico y el neolítico, ¿significativo no?...Con este pensamiento rondando por mi cabeza insisto en que el mundo no necesita milagros, sólo necesita que las cosas sean como tienen que ser.

sK


                                                  



                                            

13 comentarios:

  1. Tal vez ahora es cuando el mundo debería volver a sus orígenes, a dormir en cuevas y cazar mamuts. Parecería mucho más civilizado que esta barbarie institucionalizada.

    Gran reflexión. Aunque el mundo no necesite milagros sino justicia que ésta se persone casi parece un milagro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Qué hay Sofya!! Empatizo y mucho con este pensamiento.
    En mi opinión, solo por el hecho de estar vivos, ya es un "milagro", por que como dijo alguién por ahí; -No hay ser más extraordinario qué el ser humano, y eso significa qué ya lo eres-.
    Y sí, creo qué las cosas y las situaciones por las qué pasamos tienen qué ser como son, es decir, qué lo bueno y lo malo existe, pero más qué nada son etiquetas qué ponemos en este mundo dúal.

    Como en todo, lo ideal sería encontrar el equilibrio... en este caso; Qué todo lo qué nos ocurre ni es bueno ni es malo, simplemente es.

    Buena reflexión, Sofya!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. La putada (con perdón) es que lo malo de la vida lo vemos sin buscarlo y lo sufrimos sin opción de remediarlo y sin embargo, lo bueno casi nunca viene sin esfuerzo, sino que se ha de buscar y encontrar.

    Esto no es del todo malo pues nos obliga a no quedarnos quietos, y por esto mismo el vivir "sin vivir de verdad" (tu ya me entiendes), el vivir con miedo al fracaso y por tanto, permanecer en la misma situación durante años y años, nos hace tan mal.

    Cuando a mi me pasa que veo todo negro, busco algo que me saque de la rutina y al ser posible, que me emocione y me haga sentir que existen tambien 4000 millones de cosas Y PERSONAS maravillosas, simplemente hay que encontrarlas.

    Un saludo Sofia, y perdon por contarte mi vida, pero me pone triste leer a alguien que vale la pena escribir estas.

    ResponderEliminar
  4. No te pongas triste Alejo, mi post es para los dirigentes politicos, los gobiernos y bancos que están dejando sin nada, incluso sin lo más básico a tantas y tantas personas maravillosas como ciertamente dices hay...Es mi particular crítica a los que dirigen el mundo...Un saludo y muchas gracias por tu comentario.
    No hay nada que perdonar, gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo. Lo que necesita el mundo es ser como tiene que ser. Lo que no es poco sino muchísimo (y cada vez más complicado)
    De todas formas, siempre hay un rinconcito, por pequeño que sea, que da gusto y alegría mirar. Busquémolos y mostrémolos!

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. En parte parece que la humanidad ha perdido su humanidad. La verdad es que últimamente no lo tenemos nada fácil para conservar la fe. Ojalá todo mejorase, pero parece algo tan lejano...

    Y si el perro es el amigo más fiel del hombre ¿por qué al usarse como adjetivo se convierte en despectivo?

    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón Ehse, supongo que somos especialistas en hacer malos usos, lo hacemos con el lenguaje y sus expresiones y lo hacemos con la amistad...¡Como somos!.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Homo homini lupus...

    El ser humano es capaz de las mejores cosas pero también de las más grandes atrocidades. Parece que el adquirir inteligencia iba también ligado a adquirir una estupidez absoluta.

    Claro que no hacen falta milagros. Las cosas son fáciles si se sigue el curso que tienen que seguir, es decir, si se usa la cabeza y realmente se piensa en el bienestar de las personas, pero cada vez se está tomando el camino más díficil que siempre es el peor para los demás. Supongo que porque las personas no piensan en el bienestar de otros, piensan en el suyo propio...

    Yo creo que las cosas pueden cambiar. El pueblo decide, lo que pasa que todavía está un poco dormido.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Con estos pensamientos y estas reflexiones yo creo que ya va siendo hora de decir BASTA.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  10. El hombre tiene una extraordinaria mente para el mal. Y el mal no tiene límites morales.

    Quizá nuestro problema es combatir el mal con bien, en vez de volvernos intolerantes ante actitudes que no tienen cabida en un mundo de consenso y respeto.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  11. La justicia depende del hombre... para bien y para mal... En cualquier caso, creo que poco a poco, vamos mejorando como sociedad. Aunque sí, muy poco a poco...

    Un saludo, Sofya,

    Jose

    ResponderEliminar
  12. Las revoluciones deben empezar con los pequeños cambios sin preocuparnos demasiado por los demás. Y expulsar de nuestras vidas lo que nos daña, que no es fácil.

    http://www.youtube.com/watch?v=Rw5z4-rxQew

    Un saludo, espero que te guste :)

    ResponderEliminar
  13. Estoy totalmente de acuerdo con lo que planteas Explorador, de esos pequeños cambios dependería el gran cambio, y no es fácil como bien dices. He visto el video y desde luego que es un plan,un triste plan, la cuestión es que no hay que irse tan lejos para ver sus consecuencias, como dicen ellos a los telediarios.Sin ver las noticias en la televisión te llegan las tristes consecuencias de ese plan, están muy cercanas, están entre nosotros, en el pueblo, con los nuestros...
    Un abrazo y muchas gracias por aportar y comentar.

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.