lunes, 30 de abril de 2012

¿NAVEGAR O NAUFRAGAR A BARLOVENTO?

Nos estamos inventando constantemente necesidades humanas y como dijo Sartre “cada uno elige los venenos con los que se intoxica”, sin embargo según José Antonio Marina “más que navegantes somos náufragos y más que navegar braceamos en el mar de la vida”. Además según él “al náufrago le hacen nadar la inteligencia y el deseo”…Con esta premisa y echando un vistazo al panorama social parece que usamos más el deseo que la inteligencia, metafóricamente hablando podría incluso decirse que la tierra gira impulsada por los deseos de los seres que la habitamos…Nuestros objetivos o metas, impulsos y acciones, nuestros pensamientos y sentimientos se traducen en un océano de deseos los cuáles vienen determinados por una serie de alborotos anímicos que invaden nuestro interior, el cual por cierto no exploramos, y eso nos lleva a una incapacidad manifiesta a la hora de identificar nuestros estados de ánimo y nuestros sentimientos. Para ello podríamos cuestionarnos el motivo de algunas cosas manteniendo una actitud abierta y desde luego concentrándonos siempre en lo realmente importante. Todo esto no es más que escucharse a uno mismo, saber si nuestra vida se ajusta a nuestros anhelos analizando las cosas desde dos puntos de vista, uno esencial y otro trascendental, añadiendo además entusiasmo y compromiso al aprendizaje, éste puede resultar ser bastante efectivo.
En cuanto a la inteligencia dice José Antonio Marina de ella que tiene una triple función:
-         Controlar su propio funcionamiento.
-         Conocer la realidad.
-         Inventar posibilidades.

Desde esta óptica las pistas que se nos ofrecen son tentadoras pues conocer la realidad e inventar posibilidades puede abrir considerablemente nuestras mentes y por lo tanto nuestro campo de acción. Nuestros criterios utilizando la inteligencia se convierten en un abanico de posibilidades más atractivo pues ya no responden a principios de rapidez vertiginosa, como ocurre con los deseos, que queremos algo y lo queremos ya, sino que el análisis nos permitirá un discernimiento que nos llevará a actuar bajo pautas de mayor cordura o sensatez que lógicamente implicarán a su vez resultados más estables y acordes.
A partir de ahí y como humanos también podemos incluir en nuestras vidas y en determinadas circunstancias ciertas dosis de actuaciones movidas por nuestros deseos, pues en el fondo y después de no parar de bracear en el mar de la vida nos merecemos espacios de inconsciencia consciente, pero ésta sólo será tal si nuestra pauta generalizada es usar la inteligencia, de lo contrario si nuestra pauta es actuar movidos mayoritariamente por los deseos podríamos muy bien denominarnos incompetentes inconscientes pues desde este prisma no podemos ser conscientes de que no sabemos.
En cualquier caso nadie dijo que fuera fácil aunque lo que sí dijo Séneca es que “lo difícil es saber lo que hace feliz la vida”.

sK


                                                       


                                         

lunes, 23 de abril de 2012

ESPAÑOLES...¿A MUCHA HONRA?...

Mis padres españoles que nunca salieron de su país, estaba claro yo sería lo que soy, española.
España es internacionalmente conocida: fiesta, folklore, gastronomía y corridas de toros, esa patética y salvaje tradición que recibe el apoyo de la clase ignorante…Sí, yo creo que sólo una tradición de esas características puede ser el fruto de una enquistada y profunda ignorancia y si siempre ha habido y aún hay en España algo significativo culturalmente hablando, eso es sin duda la ignorancia popular…Y de ella se ha valido la clase política española, porque los políticos que han gobernado y que actualmente gobiernan España lo han hecho porque han sido y son listos pero no inteligentes, eso nunca. La inteligencia sirve para captar mayorías ilustradas y las mayorías captadas en España son y siempre han sido ignorantes…Leí que no hay mayor maldad que la ignorancia, ¿estará España maldita?...Nuestra monarquía nos representa muy bien, España anda y siempre ha andado a trompicones como nuestro monarca en los actos, eventos y cumbres en las que ha lucido nuestra bandera a base de tropiezos y traspiés…España siempre ha estado y aún está aletargada, dormida como nuestro monarca en los actos públicos en los que de vez en cuando se permite dar cabezadas…Sin embargo aunque siempre  hemos estado muy bien representados, nuestro monarca Dº Juan Carlos está ya en franca decadencia y su decrepitud es demasiado obvia, tal vez hasta descarada y por eso, y porque se dedica a matar elefantes y además ha sido el encubridor de un corrupto, su yerno Iñaki Urdangarín (al cual me abstengo porque motivos tengo de tratar como de “don” ), debería plantearse una jubilación en forma de una maravillosa y fantástica abdicación.
Siempre creí en la política pero nunca en la clase política, ahora mi creencia se arraiga más pues soy española, vivo en España y aquí no hay clase más corrupta y mentirosa que la clase política… Hoy no me apetece hablar del clero.
Nuestro país tiene una pirámide poblacional invertida, lo que se traduce en un porcentaje muy elevado de población mayor y envejecida que por sus vivencias procedentes de la guerra y la post-guerra y su falta de cultura y formación en general, no han sabido hacerse de respetar y se venden muy fácilmente a los políticos por viajar y comer gratis o a bajos costes…Esto no ayuda al país, ni a los jóvenes, sí a ellos que como lo pasaron mal ahora  piensan en pasar bien el tiempo que les resta, sin embargo ésta podría resultar ser una actitud insolidaria ya que en ella no cabe plantearse qué va a ser de sus descendientes cuando ellos falten, en cualquier caso a nuestros mayores también les están llegando los recortes que estamos sufriendo todos los ciudadanos españoles y además con sus miserables pensiones están ayudando a la economía familiar escasa de su descendencia, con esto quiero decir que se merecen un lugar de honor en la estructura social española y por supuesto no voy a dejar de valorar su papel a este respecto.
Generalizo porque nuestro problema es general y las minorías no cuentan, sin embargo España tiene una minoría ilustrada que no cree en los políticos gobernantes, España tiene personas mayores reivindicativas, luchadoras, con cultura y con sentido común pero como son minoría, es como si no existiesen…España tiene rincones y ciudades maravillosas, tiene también un clima envidiable, una gastronomía rica y variadísima, sin embargo nuestra calidad de vida se está perdiendo porque si de algo andamos sobrados es de ladrones de guante blanco, así pues la famosa expresión: “Soy español, a mucha honra” se va a traducir en :” Soy un español honrado que ha aprendido a serlo no copiando los patrones de los dirigentes políticos, bancarios y empresariales que han hecho desaparecer la calidad de vida de España y la de los españoles, soy un español honrado porque han violado mis derechos y sin embargo yo no he robado , y mi honradez es lo que me diferencia de todos ellos y con esto tengo bastante, más que suficiente pues sólo se vive una vez y es sólo una oportunidad la que se nos brinda para ser buenas personas”…Ni “Viva España” porque España está agonizando, ni “español a mucha honra” pues la honra nos debe venir al saber que hemos hecho un buen trabajo personal siendo capaces de crecer entre tanta putrefacción y contaminación, entre tanta ignorancia y tantos listos poco inteligentes.
Españoles honrados, no seamos sumisos y no les dejemos que nos pisen pues el límite ya lo han rebasado y lo siguiente en venir no tiene ni tan siquiera un posible calificativo que lo pueda definir al cien por cien… ¿Cómo vamos a continuar la historia de España?... ¿Con una regresión maldita?...

sK


                                                    



                                         


martes, 17 de abril de 2012

EL EGOÍSTA

El EGOÍSTA no ve todo lo que por él se ha hecho  ensalzando sólo lo que él ha hecho por el prójimo, siendo además esto y en comparativa una cantidad irrisoria de acciones benévolas ya que éstas tienen un claro y contundente límite, su egoísmo.
El EGOÍSTA quiere que todos accedan ante él y ante sus actitudes o acciones, no respetando así los límites que establecen unos mínimos ya sean subjetivos ya objetivos, y que se traducen en el respeto al prójimo y en la no interferencia en el auto-respeto al ser del mismo.
El EGOÍSTA no es objetivo aunque pueda serlo, sin embargo no lo es porque le resulta más fácil utilizar todo tipo de razonamientos y justificaciones egoístas, que convierten su discurso en una serie de manipulaciones y falsedades que lejos de comunicar incomunican.
El EGOÍSTA nace y se hace, pero desde luego no hay que adaptarse a él, ya que sus creencias son erróneas y en el fondo es posible que sean sus miedos y su vida los que le originen infinidad de carencias, por lo tanto y para todos los EGOÍSTAS siempre debe haber alguien que no les permita cruzar esos límites, pues será esa negativa la que en un momento dado pueda favorecer un cambio integrador que a su vez de a luz relaciones profundas y duraderas, no distantes ni superficiales y es que ¿quién quiere profundizar en este sentido con un EGOÍSTA?...
Creo que todos nacemos egoístas para sobrevivir, nuestras relaciones lo tienen a éste como telón de fondo, en ocasiones y gracias a él nos convertimos en supervivientes sin embargo, no debemos convertirnos en EGOÍSTAS (con mayúsculas), pues esto se traduce en un uso abusivo y desproporcionado del mismo que nos puede llevar a la soledad y al aislamiento, y desde luego no pienso que el problema sea no sentir esa soledad sino no ser capaz de sentirla porque nuestro egoísmo nos lleve a creer que tenemos toda la razón.

sK


                                           

jueves, 12 de abril de 2012

NUESTRA RELACIÓN CON LA VIDA

Dijo el desaparecido Guillermo Borja que existen cuatro formas de relación con la vida, todas tienen su valor sin lugar a dudas y se establecen:
-         A través del pensamiento.
-         A través de la palabra.
-         A través de la acción.
-         A través de la unión.

Ciertamente el pensamiento puede llevar a la palabra y ésta a la acción cuya consecuencia podría muy bien ser la unión con el prójimo. Sin embargo hay personas que prefieren el pensamiento y desde él establecen su relación con la vida. Las hay que usan más la palabra para este menester. Otras personas fundamentan su relación con la vida en la acción y las hay que prefieren determinadas uniones para relacionarse. Todos utilizamos unas u otras en función de nuestros objetivos, pero sobre todo en función de lo que realmente somos y por supuesto del cómo somos…Partiendo de la base de que lo único que tenemos es lo que somos, cualquiera de éstas formas de relación con la vida pueden ser válidas y productivas, el saber realmente lo que somos es una tarea más complicada que puede llevarnos el tiempo que necesitemos emplear para quedarnos desnudos ante el espejo…Borja también dijo que sólo desnudo puede uno reconocerse y desde luego no creo yo que andara muy lejos de la verdad en este sentido. El despojarnos de las vestimentas e indumentarias, del disfraz o disfraces que lucimos a diario nos facilitará la relación con la vida, siempre y cuando lo que queramos o busquemos sea una relación auténtica y real.
Volviendo a Guillermo Borja voy a utilizar como motivos para ello las siguientes creencias de él mismo:
-         Porque limpiar es manifestar lo que somos.
-         Porque la verdad es curativa, sea la que sea.
-         Porque si no sabemos hablar debidamente con la emoción y la razón en la palabra no hay comunicación.
-         Porque la ausencia crea fantasías.

Estos cuatro motivos y sus implicaciones podrían ayudarnos a mantener una relación auténtica y real con la vida, independientemente de que seamos más de pensamiento o de palabra, de acción o de unión; independientemente de que seamos capaces de alternar las cuatro formas; independientemente de lo establecido puesto que esto no es siempre o casi nunca lo correcto; independientemente del resto de humanos pues a veces éstos nos convierten en dependientes y la independencia en este sentido, depende básicamente de nosotros y de la valoración que de nuestras dependencias hagamos.

sK


                                                       



                                                

domingo, 8 de abril de 2012

EL CEMENTERIO

Intentando no sufrir demasiado, logro inútil e inalcanzable…
Desde el Cementerio todo cambia de perspectiva…La vida y la muerte como parte integrante de la primera, el dolor y el sufrimiento o la ausencia total de ambos…El no sentir que ya no sientes, la ausencia de hipocresía por la ausencia de actos…La quietud infinita y eterna, la pesadumbre que aligera y no espesa la mente…Vivir y morir para no poder valorar una pobre existencia repleta de acciones infames y sin sentido cuya guía ha sido el egoísmo humano, la envidia patológica y el dolor innato…Así desde la muerte no poder contemplar la pobreza existencial y la abundancia escasa...No poder comprobar que no se ha dado el todo por el todo porque no era posible en un mundo injusto y terrible, porque no se ha sido lo suficientemente válido como para en un momento justo y preciso poder dar la talla.
Desde el viejo cementerio repleto de cipreses y secas flores, fruto del olvido de todos aquellos que se esfuerzan porque aún pueden, en errar constantemente, en emplear vanos esfuerzos viviendo unas existencias mórbidas y malsanas…Desde el viejo cementerio sabio en su silencio, acorde a  su filosofía de frío mármol y piedra repica insonora la voz interior de todos aquellos  que ya conocen el secreto de la soledad perpetua…Almas rotas, corazones partidos, razones perdidas, sueños truncados, pasiones secretas, proyectos frustrados, todos conviviendo desde el no ser, el no estar, y el no parecer…
Y yo desde la vida intentando no sufrir demasiado, logro inútil e inalcanzable…

sK


                                                   


                                           

domingo, 1 de abril de 2012

TRANSITANDO POR UNA ESPIRAL DE DOLOR

Como dijo Kierkegaard : "Los adultos debemos aprender de los niños a disfrutar de la repetición", y como dijo Pascal: "Hay que aprender a soportar la monotonía de lo cotidiano". Sin embargo, transitamos cada día por una espiral de dolor que lejos de transformarnos nos desmorona y lejos de soportar repudiamos. Atravesamos esta espiral de dolor convirtiendo el regalo de nuestras vidas en un castigo, convirtiendo lo cotidiano en un trance insalvable de monótonas acciones y situaciones cuyo significado real no es otro que la propia vida. Sí, es vida, nuestra vida que no podemos apreciar y no sabemos enfocar, porque creemos indiscutiblemente que la monotonía es la causante de nuestros males...¿Qué somos nosotros sin rutinas, y sin monotonía?, ¡tal vez la vida es esto!...La vida es esto pero también algo más, es un constante aprendizaje con el cual podemos salir de esa espiral de dolor, un aprendizaje que nos puede convertir en sabios capaces de vivir felices o por lo menos alegres dentro de la monotonía de nuestra cotidianidad, ¿qué es lo que vemos de malo en la repetición?, esa rutina que nos machaca diariamente convirtiendo nuestros días en monótonos, no es más que el eco de nuestra vida que por cierto un día se acabará y para entonces si no hemos aprendido a vivir deberemos asumir que tampoco habremos aprendido a morir.
La vida es vivir intentando darle muerte a la monotonía, los hay que mueren sin intentarlo, los hay que perecen en el intento, sin embargo para unos y para otros la existencia es la mejor ocasión que se nos ofrece para propiciar en nosotros el mejor y el más completo de los aprendizajes, y éste sí podría ser un argumento indiscutible, ya que probablemente disponemos de muy poco tiempo para entrar en discusiones que rozan la obviedad y que además nos van a llevar al mismo lugar...Aprender a vivir y aprender a morir de lo contrario nuestro tránsito será vagar por una espiral de dolor, y es que desde ella no se puede, desde ella no se aprecia, no se valora...No se puede agradecer el don de la vida.

sK