martes, 20 de noviembre de 2012

PENSAMIENTOS DESBORDADOS

No creo que el mundo necesite milagros, no creo en ellos, ni en su existencia, ni aunque así fuese en su fuerza productiva, el mundo sólo necesita que las cosas sean como tienen que ser, justas y en su justa medida, ni más ni menos.

No es difícil de entender pero sí parece difícil de materializar. Sin embargo, esta dificultad no es más que el producto de un complicado, retorcido y maquiavélico proceso personificado y concretado en lo que hoy es nuestra realidad.
Ahora más que nunca quisiera creer que lo que veo no es real, sin embargo nada más lejos: injusticias atroces, desigualdades descabelladas, farsantes disfrazados de banqueros, ladrones con disfraz de políticos, pobreza de solemnidad en el pueblo, y todo este conjunto es mi mundo, un mundo con el que nunca hubiera soñado, ni en mis peores pesadillas, ni en mis peores crisis existenciales incluso ni en mis más agudos trances de valores, nunca nada igual…Jamás…Ahora más que nunca tengo serias dudas acerca de nuestra inteligencia, de la supremacía de nuestra especie y de sus innumerables ¿avances, inventos, descubrimientos?...Ahora más que nunca me cuesta tolerar a los intolerantes, a los que no saben ponerse en el lugar del otro, a los que no miran por el prójimo, a los que sólo piensan en enriquecerse a costa de los demás, me cuesta y no me avergüenza decirlo, pues todo tiene un límite y cuando se rebasan los límites traspasando sus fronteras, las consecuencias no se hacen esperar, y es que estamos hablando de las fronteras que separan el bien del mal, lo justo de lo injusto, ni más ni menos , ni menos ni más, ¿de qué se creen que estamos hablando de cualquier cosa?...Ahora más que nunca los ciudadanos podemos sentirnos víctimas de un maléfico plan urdido desde la fealdad y la maldad morales, desde la inconsciencia consciente y desde el egoísmo más cruento y salvaje…Ahora más que nunca es cuando podemos decir que “el hombre es un lobo para el hombre” como dijo Thomas Hobbes en 1615 en su Leviatán, sin embargo el lobo es un ancestro del perro y éste es el amigo más fiel del hombre desde más o menos la era intermedia entre el paleolítico y el neolítico, ¿significativo no?...Con este pensamiento rondando por mi cabeza insisto en que el mundo no necesita milagros, sólo necesita que las cosas sean como tienen que ser.

sK


                                                  



                                            

lunes, 12 de noviembre de 2012

LAS TRES ERRES -Relato-


Ser un cuentista vocacional y llevar el cabello siempre agitado sanguinariamente resultaba muy atractivo para el sexo opuesto. Además se creía un intelectual y actuaba como tal, con una malignidad inmaculada e impenetrable, tremendamente atractiva, insuperable e irresistible.
Todo lo hacía con ostentación, todo, hasta los bostezos y en el fondo todo este montaje era su cárcel personal y en la superficie aunque se relacionaba constantemente con  muchas y muy variadas personas y personalidades, esta construcción o representación suya no era más que un solitario encierro. Leyó que nuestra tarea como humanos es el esclarecimiento, pero no sabía muy bien porqué la idea le pareció un error tal vez un horror metafísico, con lo cual la sensación de ser incompleto le reconfortó aún más y la visualizó como una partícula extremadamente diminuta de veneno.
Tenía miedo de que sus ideas se realizasen, pues había oído cuando se permitía escuchar a otros, que si uno concentraba sus pensamientos en ellas, las ideas tienen tendencia a realizarse; y este miedo oscurecía su vida y esta oscuridad era la que hacía hervir su existencia incluso a sabiendas de que ninguna idea le salvaría jamás, incluso no siendo y pudiéndose convertir en ser.
Y entre tanta ostentación y confusión generalizada alguien se acercó entre la multitud, en medio de la gran avenida y del ruido neurótico propio del capitalismo, el individualismo y el hedonismo le dijo:
- ¡Escucha atentamente!, ¡son tres, las tres erres!: responsabilidad, respeto y riesgo.
- ¿Quién eres tu? Le preguntó contrariado.
- ¿Y tú? le respondió muy seguro y esclarecido el desconocido.

sK


                                                



                                                 

      
                                               


 


                                         

viernes, 9 de noviembre de 2012

¿POR QUÉ MIRAMOS SIN FIJARNOS EN LO QUE VEMOS? -Relato-


-Vivo en un exilio sin aventuras ni riesgos, sin originalidad ni peculiaridad, una rareza que sólo podría ser inherente a mí y a mi historia de vida.
-Ciertamente amigo, es difícil entender los vicios ajenos…
Ambos rompen a reír.

-¿Sabes?, ni doy mi voto político, ni el económico, ni tampoco doy mi voto del aplauso o del rechazo, a nadie le doy ni le quito prestigios… ¿Y qué?...
-Bueno, tal vez tu sólo estás siguiendo tu propio camino, sin combates ni batallas, sin luchas, tu no discutes con la gente que prefiere a otros… ¿Te parece poco?... ¡Yo te envidio, y no sabes cuánto ni cómo!…
-¿Ah si?, entonces ¿porqué no te retiras al medio rural y te conviertes en un ermitaño auto-suficiente como yo?

Riendo como si no hubiese conocido la cordura jamás contestó a su amigo exiliado.
-Muy sencillo, pues porque para los insensatos nada es más enloquecedor que la sensatez, y tú no te quepa la menor duda, convives con ella, vives en y con ella querido y apreciado amigo.

Ambos rompen a reír de nuevo ante la ironía planteada.
-Tal vez tienes razón pero no me interesa, ni me interesa ni me importa, lo que si he aprendido desde este exilio es que las pérdidas pueden ser ganancias, aunque también es cierto que la espiritualidad de mi madre eclipsó mi realidad, y eso dejó su huella.
-Si, pero este aspecto de tu vida te convirtió en una especie de visionario, el hecho de que tu madre te enseñara a no tomarte muy en serio las palabras y te inculcara el análisis de lo que veías, leías y oías siempre te ha hecho diferente, tu siempre has tenido ventaja frente a los demás, tu estabas siempre más preparado para la vida que nosotros.
-Bueno, tal vez estás dando una sólida razón a este exilio elegido y no es fruto únicamente de mi motivo o razón de vida, ¿recuerdas?...
-¡Claro!...Tu famosa frase:” Hay que intentar lo imposible”.
-Exacto, hay que intentar lo imposible…
-En resumidas cuentas que ser hermoso es una ventaja injusta y por eso ahora tu estás aquí disfrutando de una vida tranquila y apacible, y yo estoy en la ciudad podrido y pudriéndome, jodido y jodiéndome…

Ríen y el amigo jodido continúa…

-¡Mírame soy un Peter Pan, en el fondo no he crecido!
-No te confundas, ser un Peter Pan no significa no crecer, sino hacerlo más tarde.
-Entonces, ¿aún tengo tiempo?...
-Tal vez si, tal vez no…
-¿Ya estamos con la vieja repetición vana?...
-Vana y humana…No lo olvides, nadie está a salvo del horror esencial, nadie, ni tu en la ciudad, ni yo en el campo, sin embargo, ser un Peter Pan en la ciudad es más desatinado y arriesgado, es como el juego eternamente carente de sentido… ¡Prefiero ser una criatura subhumana en el campo!...

Riendo terminaron de pasar la tarde, probablemente hablando de alguna tontería metafísica, o tal vez sobre que es qué, hablando y riendo llamando al ser desde adentro del no ser, con un sentimiento natural alejado de la deformidad antinatural, con el consuelo y la conmoción de que con la muerte se acaba todo…Incluso estos bellos atardeceres en la montaña conversando un hermoso amigo frente a otro jodido…Incluso la fe perfecta que es inexistente…Incluso los Peter Pan urbanos y las criaturas subhumanas campestres…Incluso las gracias gratuitas de nuestra especie…

¿Por qué miramos sin fijarnos en lo que vemos?
sK


                                                 
                                             
                                                      





martes, 6 de noviembre de 2012

COMPLETAMENTE PRIVADO


El dolor va y viene, sube y baja de intensidad, dura más o menos… El dolor es privado, no existe un centro del dolor porque no es público, se siente dentro, en el pecho, en la garganta, en la cabeza, en los ojos, se siente muy dentro y puede doler o puede hacer sufrir…Si duele cura si causa sufrimiento hace enfermar el alma…En ocasiones podemos vernos liberados momentáneamente de sus síntomas, sin embargo en breve, nuestros pasos lentos y desganados nos llevarán de nuevo a su hipocentro y desde allí de nada sirve ser conscientes de que nos criaron y no nos educaron, de nada nos sirve ser conscientes de que por ello todavía no nos hemos convertido en lo que realmente somos, y así cuesta mucho combatirlo...El dolor como una inacabable letanía nos lleva a una triste fabricación casera de espíritus y dioses que nos provocan una dicha intemporal que no es más que el reflejo de nuestra irracionalidad fundamental. Lo que hay dentro de nuestro cráneo y de nuestro corazón es absoluta y estrictamente privado, incluso cuando el dolor se convierte en un usurero chupasangre, pues las cosas no son como se afirman…En ocasiones el dolor es un peligro compartido pero aun así existe ese espacio privado y vacío, y entonces caben las ideas que no salvan a nadie y que por ello nos llevan a plantearnos un ostentoso vómito existencial ante tanta bazofia idealista. El dolor con su cadavérica luz ilumina nuestra hermosa oscuridad y con una carcajada insensible y feroz nos regala fantasías apocalípticas porque duele y duele…Tal vez con su talante fluctuante nos regala un sufrimiento irracional desde la racionalidad y esa minúscula dosis de realismo frente a tan magna cantidad de fantasía maligna es muy difícil de compatibilizar…Sólo un real y profundo auto-conocimiento apartaría de nuestro inconsciente tan absurda y embrutecedora circunstancia.

Esto son sólo cavilaciones privadas, tu piénsatelo e inspira seis veces cuando lo sientas.

sK