miércoles, 1 de mayo de 2013

TEST PARA EMPEZAR DE CERO


1.- ¿Quieres a alguien que no te cae bien y esta contradicción te parece muy difícil de sobrellevar?
2.- ¿No te atreves a decir lo que realmente piensas por miedo?
3.- ¿Te gustaría ser diferente a la persona en la que te has convertido sin embargo no sabes por dónde empezar?
4.- ¿Lo que dices no se ajusta a lo que sientes o piensas?
5.- ¿Tu desempeño de roles diario se ha convertido en una gran y pesada carga?
6.- ¿Te cuesta identificar tus sentimientos y emociones?
7.- ¿Te fijas más en los otros que en auto-observarte?
8.- ¿Si pudieras salir corriendo y escapar sabes que no pararías de hacerlo en un año?
9.- ¿Cuándo piensas en tu pasado lloras, cuando proyectas hacia el futuro te inquietas y cuando debes estar o disfrutar tu presente te machacas con el ayer y con el mañana?
10.- ¿Si pudieras elegir otra vida firmarías ya el pasaporte hacia otra diferente a la actual?
11.- ¿Sientes que las personas con las que convives no se ajustan a tus expectativas?
12.- ¿Tu vida es pura inercia y en ella te dejas llevar, tal vez caer porque no puedes ni tan siquiera imaginarte en la vorágine del famoso  “empezar de cero”?
13.- ¿Se pasan los días y todavía no has sido consciente de que el secreto de nuestras rutinas es que éstas tienen pequeños y maravillosos matices que pueden darnos pistas acerca del verdadero sentido de nuestras existencias?

No esperes ahora un baremo con unos resultados en función de las respuestas afirmativas o negativas que hayas respondido, pero piensa que con sólo una afirmativa lo que no puedes esperar es a que pase más tiempo para resolver esas cosas que en el fondo todos tenemos pendientes, ¡y más ahora con la que está cayendo!… Somos cada uno de nosotros los que podemos solventar, valorar y solucionar nuestras propias vidas, y no podemos caer en la fácil y cómoda excusa de culpabilizar a otros o tal vez al mundo de lo que nos ocurre porque por lo menos, el primer paso nos corresponde a nosotros, después de mover ficha, veremos qué es lo que acontece. Así es que manos a la obra, desde el principio y sin contar con lo ya existente, es decir, empezando de cero, y eso sí teniendo siempre presente que si queremos que acontezca un gran cambio en este difícil momento actual que estamos viviendo, debemos empezar por cambiar en nosotros aquello que pueda interferir en nuestras vidas  y por lo tanto en la colectividad…Después tal vez será tiempo de otras luchas, para entonces estaremos realmente preparados para otras guerras.

sK


                                             





5 comentarios:

  1. Cierto, es responsabilidad nuestra y solo nuestra, el quedarnos como estamos o el como dices, empezar de cero... Tan solo nos hace falta voluntad y coraje para iniciar un cambio.
    Un abrazo Sofya!!

    ResponderEliminar
  2. También coincido en que la responsabilidad es nuestra. Por muy mal que vayan las cosas, siempre tenemos opciones, es algo que tenemos que tener claro. Pero requiere mucho valor...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. En ello estoy. Y voy a dejarme la piel. Es genial la coincidencia de tu entrada con cosas que llevo pensando estos días...gracias, me ayudará a clarificar algunas cosas, y sobre todo gracias por la sabiduría y la sensatez.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  4. Me alegra mucho Explorador...¡Manos a la obra!...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Creo que esa lección fue la mayor que aprendí, hay que asumir que el cambio y el problema está en nosotros, no en los demás. Cuando lo ves de esa forma y empiezas a actuar para cambiar lo que no está bien o no te gusta es cuando empiezas a ser un poco más feliz.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.