lunes, 21 de enero de 2013

¿QUIÉN TE LO CONTÓ?...-Relato-


Le enseñaron a no ser transparente, la transparencia es dadora de problemas así que se convirtió en un ser turbio y opaco, oscuro e impenetrable.
Creció mientras los demás debían adivinar su estado, descifrar su sentir, acertar sus opiniones y gustos reales, incluso algunos se veían obligados a constantemente tener que vaticinar sus acciones. Creció mientras los otros no podían ni tan siquiera imaginar que tenía amantes, además tuvo muchas amantes y nadie pudo suponer nunca que a todas ellas les dio luz, una fantástica luz turbia y opaca, oscura e impenetrable que les dio y les quitó la vida a todas, a todas ellas, a algunas en el sentido estricto de la palabra, a otras en el figurado. Nadie pudo suponer jamás que todas sus amantes creyeron ser felices, que creyeron gozar enormemente de su turbiedad y opacidad, de su oscuridad e impenetrabilidad, que creyeron disfrutar de esto hasta la disgregación de sus propios seres. Nadie pudo sospechar que todas sus amantes cayeron turbiamente enamoradas de él y que fue él mismo el que se permitió abandonarlas a todas ellas utilizando su ser y su sentir, turbios y opacos, oscuros e impenetrables como única excusa, causa y consecuencia de su mal y de todos los males ajenos.
Y en su féretro opaco y oscuro junto al hedor impenetrable de la muerte no cabía más vida oculta, ni más experiencias secretas, ni más amores malsanos; Y entonces le rodearon todas sus amantes, las fallecidas como opacas energías y las vivas cual impenetrables damas…Y así se fue como todos se van, con lo puesto, con los secretos inconfesables y con la contradictoria transparencia de la muerte, con el desconcierto y el desasosiego que su transparencia ocasiona…

Me lo contó él un día antes de su marcha definitiva, me lo contó porque sabía que definitivamente se iba…Me lo contó porque entendió que en definitiva alguien debía saber la turbia y opaca, oscura e impenetrable verdad de su vida.

sK


                                                      





                                                   

domingo, 13 de enero de 2013

PERDIDOS, ABANDONADOS, MANIPULADOS...


Cuando nos inculcan que debemos vivir hasta morir, que la casualidad no existe y que diciendo sí al dolor éste desaparece, deberíamos ver en el libre albedrío el mayor regalo que se nos otorga al nacer, aunque ahora que lo pienso recuerdo que leí que la gente debería llorar cuando alguien nace, porque eso significa tener que comenzar de nuevo toda la tontería del vivir… En cualquier caso y siendo adultos son muchos los días en que nos gustaría ser  niños...Los niños no se sienten obligados a fingir o simular que todo va bien…Son muchos los días en los que estamos hartos de la monserga oída tantas veces y que no nos molestamos ya en escuchar, y en ocasiones llega un día también en el cual entendemos que son sobrecogedoramente importantes y trascendentes las elecciones, las posibilidades que escogemos, lo que decimos, lo que hacemos y lo que pensamos…Oí decir que si hay algo que lamentar es que la vida no dure más rato, sin embargo ¿para qué queremos que nuestras vidas duren más cuando lo que escogemos, lo que decimos, lo que hacemos y lo que pensamos es la voluntad o voluntades de otra persona o personas?.

Nos sentimos aniquilados y aplastados, llenos de temores que se inflaman a una velocidad de vértigo y no sé si bastará con hacer del tiempo nuestro amigo, pues dicen que con él las cosas se arreglan, con él y con paciencia, pero cuando el sufrimiento se alarga y no se consigue ver en él un regalo con una finalidad ¿qué hacer?… No se crece si todo es perfecto y lo que nos pasa son cosas de nuestra vida, pero no nuestra vida… ¿Qué nos falta por saber?...Todos tenemos dificultades existenciales: la soledad, la duda, la muerte, la sexualidad, la agresividad…Todos nos sentimos perdidos a la hora de afrontarlas o saber manejarlas, sin embargo cuando alguien manipula nuestro sentir nuestra dificultad se convierte en problema y cuando no somos conscientes de ello, nuestro problema es aún mayor, pues no somos los dueños de nuestra vida y además de estar perdidos, perdemos la gran oportunidad que con nuestro alumbramiento se nos concedió. Aquellos conscientes de esa manipulación ajena y que deciden así no ser dueños de sus vidas, probablemente de manera inconsciente estén adoptando una actitud de cobardía total ante su oportunidad, que por cierto se está agotando y que además es una opción respetable hasta el preciso instante en el que no hagan daños a terceros claro está, sin embargo, de una manera o de otra siempre andamos perdidos, buscando sin descanso, y cuando se nos concede una tregua, es fácil que pasemos de sentirnos perdidos a sentirnos abandonados.

Tal vez  nuestra condición de humanos nos lleva a andar perdidos, a sentirnos abandonados y a jugar a retorcidos y patológicos juegos manipulativos, sin embargo, creo que vida no hay más que una y por ello no podemos arriesgarnos a no entender estrictamente lo que esto implica en cuanto a pérdidas, abandonos y manipulaciones…Y digo estrictamente y estoy hablando de sólo una vida.

sK 


                                                     



                                        

miércoles, 2 de enero de 2013

OTRA OPORTUNIDAD PARA AMAR: 2013


Un año más y probablemente nos seguirá faltando amor. Nos seguiremos creyendo que conocemos su verdadero significado, seguiremos pensando que lo tenemos en dosis suficientes y seguiremos dando vueltas al origen de nuestro desánimo y cansancio vital sin dar con la clave, pero un año más seguiremos ignorando lo que significa amar, seguiremos sin reconocer que nos falta amor, que además no sabemos darlo y por supuesto seguiremos buscando miles de excusas a nuestras malas acciones o a las sucias ajenas cuando la realidad es que éstas son malas y aquellas son sucias porque nos falta amor, porque no sabemos amar y porque nuestra ceguera no es más que el fiel reflejo de nuestro egoísmo innato, inamovible e impepinable.
Tal vez la dimensión que alcanza nuestra ceguera es digna de nuestra especie sin embargo, no hay muerte digna sin una existencia digna y al hombre le dignifican el trabajo y creo que también el amor.
Tal vez el amor tiene que ver más con los sueños que con la realidad pero desde luego con lo que nada tiene que ver es con el deber, el deber no es digno de mérito, es deber y punto. El amor es el punto y aparte y su mérito reside en no convertirlo en un deber.
Nos sentimos solos pero tememos la intimidad…Oí decir que los humanos no tenemos rivales a la hora de imaginar, si además de esto tenemos inteligencia y como animales que somos tenemos instinto, ¿qué nos falta para llegar al amor en su estado más puro, sin adulteraciones ni imitaciones, sin afines ni sucedáneos?...A veces pienso que no todos somos merecedores de él, ni de su comprensión total y absoluta ni de su goce y disfrute totales…A veces lo pienso y lo pienso porque somos tan egoístas.

Con mis mejores deseos para el Nuevo Año 2013, con mucho cariño para vosotros, mis lectores; para los amantes, para los enamorados, para los amados, para los que lo buscáis, para los iniciados, para los que lo conocéis y lo entendéis, para los que lo soñáis, para sus detractores, para todos y para todas, con cariño que no con amor.

sK