martes, 19 de febrero de 2013

¿QUÉ QUIERES SER DE MAYOR?...

La psiquiatría usa los medicamentos para hacer “manejables” a los pacientes, ¡qué gran ciencia para ejercer el control de determinadas personas!...Pagas a un psicólogo y te ofrece un servicio de escucha incondicional, ¿en serio crees que siempre te ofrece esa escucha activa?, él o ella también tiene sus problemas y hace esto para comer incluso siendo su trabajo vocacional, come y paga su hipoteca gracias a su papel bien representado, ¡ah! y en ocasiones paralelamente también asiste a su propia terapia ya que todavía tiene asuntos inconclusos como buen humano que es…Pagas a un abogado y ya puedes ser el mejor ladrón de guante blanco que ha parido madre incluso el asesino más cruel y calculador que puedas imaginar, tranquilo que por un módico precio él representará su papel y te defenderá, porque ya sabes que todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario y tu no vas a ser menos, además por un buen parné accederás a un buen abogado que te convertirá en un ser inocente o en su caso, en alguien no tan malo…Pagas a una prostituta, a un chico de compañía o persona afín y cubres esas necesidades que por circunstancias ajenas o propias, externas o internas o ¡vete tu a saber qué! no consigues satisfacer…¡Cuántas preguntas pueden venir a mi mente ahora con estos servicios traducidos en carencias y con forma de negocios, que podemos o tal vez no pagar, en un momento dado o sin dar, pero sin duda de necesidad!...
¿Es la vida un teatro? y ¿nosotros somos actores en ella?, ¿tanto tienes tanto vales? y ¿tanto tienes tanto cubres?, ¿todo tiene un precio? y ¿todos tenemos un precio?...
La cuestión entre cuestiones es que con tantas desventuras, carencias e infortunios no me atrevo a preguntarle a mi hija: “¿Qué quieres ser de mayor?”, esto debe ser miedo…Fundado o no, parece miedo… ¿Alguien me lo compra?...

Pero esto no acaba aquí, hay otro aspecto a considerar por cierto, hay buenos psiquiatras, muy buenos psicólogos, buenísimos abogados y estupendos profesionales del sexo…Tal vez la vida es la mejor escuela de arte dramático y tal vez nadie esté más capacitado para ayudarnos que nuestros afines…Tal vez el hombre compra y vende, se compra y se vende tan fácil y en ocasiones tan fantásticamente porque desde nuestra más tierna infancia ya matriculados en la escuela de la vida adquirimos una formación que nos lleva muy pronto a saber en cierta manera qué vamos, a por lo menos intentar ser de mayores…Y esto dicho así da miedo, mucho miedo.

sK


                                                 
                                             


miércoles, 13 de febrero de 2013

DIVINA Y HUMANA IGNORANCIA

Entre bloqueos y pensamientos, paréntesis y reflexiones, entre bajadas a mi propio infierno y subidas de éste, surge pletórica la ignorancia que nos caracteriza como humanos, nos identifica como especie y nos hace más miserables por dejarnos abatidos, sin fuerzas, ni valor, nuestra divina y humana ignorancia.

Viviendo paralizados por la rabia y la amargura y vomitando odio convertimos nuestras vidas en un juego malabar. Además el lenguaje nos traiciona pues no siempre decimos lo que queremos decir ni hacemos entender lo que queremos transmitir, con lo cual nuestras dificultades crecen y aumentan con el paso del tiempo; las horas, los días, los meses y los años.

Sin embargo no nos damos cuenta de que estamos siendo ignorantemente cuando deberíamos ser realmente, y además nuestra observación es selectiva por lo tanto, es tristemente pobre. Pienso que si todo es así tal vez tenía razón Elisabeth Kübler-Ross cuando dijo que la muerte es lo más fácil que vamos a hacer jamás…

Viviendo así sin cambiar odio y venganza por amor y compasión nos convertimos en personas menos deseables y más trastornadas que  además no cuidamos lo que decimos, no respetamos lo que oímos, no meditamos lo que callamos, con lo cual andamos muy lejos de la única finalidad posible de la existencia, madurar, y alejados como estamos del objetivo sólo podemos esperar que algún día un paisaje nos recuerde quienes somos…Y esto podría ocurrir porque todo lo que ocurre tiene un motivo y la casualidad no existe…
Tal vez así podríamos encontrar la paz, dejando que el pasado fuese pasado en ese paisaje que nos devolvería nuestra identidad y nuestra esencia más profunda.

Y si todo esto fuera así y no de otra manera, sería por nuestra divina y humana ignorancia, sólo por eso.

sK