martes, 22 de octubre de 2013

EN LA SALA DE ESPERA

Ignoraba en cuál de sus hemisferios se había instalado esa idea, lo que sí sabía era que la construcción era obsesiva y recurrente, de hecho rondaba sin descanso por su cabeza… Los motivos de esta insistencia tampoco le eran ajenos.

Ignoraba también si esa manera de funcionar era exclusiva de sus mecanismos cerebrales, pero la cuestión era que funcionaba así, repetida y rutinariamente…Su felicidad se trasladaba a determinados momentos o acontecimientos pero nunca permaneció perenne en ninguno de sus escenarios, era un culo de mal asiento y aunque él podía hacer, actuar o provocar momentos con ella, éstos en múltiples ocasiones, resultaban convertirse en errores que agudizaban su ingenio, incluso confundido como estaba por ella, que la muy ladina, le trasladaba constantemente a una sala de espera obtusa, de cuya única butaca, saltaba literalmente cada vez que la veía asomar por la puerta…Jugaba con él diariamente y él sin saber si era o no el único ser infeliz del Planeta Tierra.

Ignoraba si la alcanzaría o no, pues aunque ya había descubierto que se trataba de un bien efímero, no podía resistirse a sus encantos…La felicidad breve e intensa y por su brevedad, aniquiladora y por su intensidad extrema, indiscutiblemente deseada…

¿Quién no ha ocupado una butaca en su sala?, ¿quién no ha creído que su butaca era la única?


sK


                                                     




                                                  

miércoles, 9 de octubre de 2013

REDUNDAR EN LA ESPESURA

Ando liada con otro proyecto y tengo un poco abandonado el blog, sin embargo veo que me seguís leyendo y que cada día leéis las numerosas entradas que hay en él, yo también leo a los que tenéis blog y desde luego quiero deciros que no tengo pensado abandonarlo, simplemente estoy volcada en otras cosas. Así pues y hoy que estoy más relajada voy a intentar plasmar una espesura de pensamientos que rondan por mi mente y que tal vez por su espesura sean difíciles de digerir…A estas alturas eso no me preocupa, pues ya conocéis mi estilo de escritura y desde luego la idea es deciros que sigo viva y que aunque no escriba en el blog sigo pensando.

Somos seres incompletos y nos completamos en las interacciones con los demás…Sin embargo existen relaciones que nos ocasionan un terrible vacío y nos cuestionan hasta los cimientos de nuestra personalidad, convirtiendo nuestras experiencias en fracasos, cuando lo realmente saludable es la consideración de la vida y de sus vivencias como lecciones con cuyo aprendizaje se puede y se debe crecer. En el crecimiento personal es posible dotar a la vida de un existencialismo positivo y enriquecedor, que lejos de hacer desvanecer, logre elevar el sentido de esta experiencia a un nivel muy superior, aunque en ocasiones pueda significar un gran o grave amago de indeterminación absoluta. Y es en la espesura de tal indeterminación cuando la duda puede alcanzar cotas insospechadas de belleza, una belleza primitiva aunque no reconocida, una belleza enriquecedora que podría remontarse a los orígenes de nuestra especie y a las dudas que a todos los niveles, existieron entonces. En este transcurrir no lógico, las transformaciones y metamorfosis de todos los sistemas constitutivos de la aldea global, han llevado ritmos diferenciados, diversificados y dispares que contradictoriamente han desembocado en un proceso de homogeneidad humana, cuando la heterogeneidad y la diversidad son las facilitadoras de un enriquecimiento integral. 
Así pues, nosotros mismos, agentes del cambio también nos hemos convertido en sujetos pasivos, por cuanto podríamos hacer y sin embargo no hacemos, tal vez no somos conscientes de la importancia de la alimentación de esa belleza existencial... Yo creo que se pueden evidenciar serias dificultades para desenvolvernos acordes a este menester y esa evidencia resulta patética a la par que lógica puesto que la inteligencia y la racionalidad características del animal humano no dejan de convertirlo tanto por activa como por pasiva en una especie aparte: “la bestia humana”, esto además nos caracteriza y nos descaracteriza generando confusiones a muchos niveles, sobre todo a nivel emocional. 
De otra parte me asustan las escasas dosis de auto-conocimiento, pues son tan amplias y extensas las posibilidades que se nos abren con el pleno empleo de nuestras mentes, con el buen uso que no abuso de nuestros pensamientos, con el compartir que no partir nuestras emociones…Son tantos los frentes que pueden o podrían abrirse conociéndonos más a fondo.
Y visto lo visto, sin desdeñar lo que por ver queda podríamos plantearnos un serio proceso de saneamiento mental, un recurso existente pero sin explorar con cuya conquista mermaríamos el nacimiento de esos bloqueos, causantes del crecimiento malsano y nocivo de la persona como ser humano que piensa y siente…

¿Porqué no creer que esto es posible?.

sK