lunes, 7 de abril de 2014

AQUÍ MIRANDO EL MAR

Aquí mirando el mar me parece tan ridículo e irreal que haya gente que siempre luche para ganar, ¿qué se aprende ganando siempre?...Lo cierto es que no me gusta que en las películas siempre ganen “los buenos”, no, no me gusta nada esta idea, porque pienso que una de las cosas a las que tenemos que aprender desde muy pronto es a saber perder, y los “buenos” deben perder para pasar de ser “buenos” a ser “mejores”. De hecho creo que esto nos ayuda a tolerar más la frustración, y desde luego esta es una de las asignaturas pendientes para nuestra especie, la tolerancia a la frustración.

También creo que el auto-control es una pieza fundamental en nuestras existencias, es como un barómetro de nuestro grado de madurez y por supuesto si lo dominamos también dominamos nuestra vida, de él depende asimismo nuestro grado de conciencia o inconsciencia para vivir y actuar acordes o no a las circunstancias, y aquí lógicamente también va incluido el daño o el dolor que con nuestras acciones podemos hacer a los demás.

Aquí mirando el mar mis pensamientos oscilan, suben y bajan con el oleaje de mi vida, a ratos sol y a ratos nubes,  siempre hay olas, mis pensamientos se desplazan a mayor o menor velocidad según los vientos que soplen en mi existencia. Aquí mirando el mar es muy fácil ver pasar la vida y muy difícil entender muchas de las cosas que en ella acontecen, pero el oleaje es así, y en el fondo marino ninguno de los seres que lo habitan necesitan entender para vivir, aunque ellos tal vez no viven, simplemente sobreviven.

En cualquier caso creo que nuestra especie necesita saber perder para vivir y ganar de vez en cuando para sobrevivir, pues una existencia llena de victorias no es una existencia plena o completa saludablemente hablando.
Y todo esto aquí, mirando el mar…

sK


                                                     

34 comentarios:

  1. Si no fomentaran la competición desde la infancia seguro que creceríamos más felices, sin menos presión, sin menos expectativas absurdas, sobre todo con nosotros mismos.

    El mar lo cura (casi) todo.

    ResponderEliminar
  2. La experiencia no se consigue sino a través del error, lo que se tiende a llamar bueno suele necesitar de lo malo a tantos niveles que resulta absurdo pensar en santos y pecadores, y precisamente en este punto le cedo la palabra a Oscar Wilde, un genio que sin escribir mucho era capaz de transmitirlo todo.
    ¡Un abrazote, Sofya! ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Jorge hay que experimentar y errar...

      Abrazo!

      Eliminar
  3. Todos llevamos un bueno y un malo dentro de nosotros.....

    ResponderEliminar
  4. Precisamente al mar vamos muchas personas para asimilar algún que otro fracaso.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  5. Tal vez el error sea pensar que se gana o se pierde, creo que entre medias estamos olvidando matices. ¿Qué hay del camino que recorremos? ¿Sólo es importante llegar o no llegar?

    A mí me gusta pensar que hay caminos y opciones y cuando uno se me llena de piedras salto al siguiente, siempre se gana y se pierde algo, es cuestión de perspectiva.

    Quién fuera ahora mismo el protagonista de esa foto ¡ay!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí olvidamos matices, yo creo que siempre nos perdemos algo Oski, y por supuesto el prisma con el que vemos las cosas es importante.

      ¡ay el mar!
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Ganando nos acomodamos y creo que si así fuera siempre, no miraríamos más allá de nuestro ombligo.
    Al perder y sufrir de vez en cuando, nos obliga a movernos mental y físicamente, y sobre todo a empatizar más con nuestros semejantes... Claro, siempre y cuando veamos a las dificultades como experiencias y aprendizaje. No como unas "sombras" que nos conduzcan a la depresión y ansiedad.
    Un abrazo Sofy!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre coincido con tus razonamientos Manu.

      Un abrazo!

      Eliminar
  7. Te aplaudo con ganas. Y es que estoy de acuerdo: convienen enseñar a los niños, a los hombres, a perder. En la vida vamos a perder muchas veces y es necesario saberlo afrontar sin que decaiga nuestro ánimo. De la frustración de nuestros deseos hemos de extraer enseñanzas que nos harán mejores y, sin duda, más humanos, compasivos y solidarios.
    Un beso, Sofya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aplaudo también Isabel!, de acuerdo totalmente con lo que planteas...

      Un beso!

      Eliminar
  8. La vida debiera ser tan fácil y placentera como mirar al mar, pero no siempre es así. ¿no?

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tal vez en su dificultad también hay cierto atractivo....

      Saludos José!

      Eliminar
  9. Me gustó llegar hasta aquí a través del blog de lao, siempre es bueno, leer algo que nos ayude a reflexionar, es ese detenernos por un instante para poder afirmar con la cabeza y el corazón: realmente nunca perdemos, siempre tenemos experiencias de todo lo vivido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Gracias por tu visita y por comentar Susana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Vivimos en un mundo donde "ganar" es lo más (fíjate ahora mismo, creo que están jugando la Champions), y es que el súmmum de un sistema competitivo es eso, ser campeón o campeona de algo.

    Lo de cooperar no se lleva tanto. Pero desde luego eso sí que es ganar, ganar de verdad.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lo reconfortante que es la cooperación y el compartir ¿verdad Ximo?

      Un saludo

      Eliminar
  12. reflexiones frente al mar, se sumerge en nuestro interior.

    ResponderEliminar
  13. la derrota es parte vital del crecimiento, verdad? una lección necesaria de vida. perder es la oportunidad para aprender a ser mejores, estoy contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo también lo creo raúl, la derrota ayuda a crecer...
      Estoy contigo.

      Eliminar
  14. Cuando no sabe quién es ni qué quiere, solo le importa ganar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene sentido lo que expones aunque en una existencia no lo tenga.

      Eliminar
  15. Nos educan para ser ganadores. Luego, ya la vida te va poniendo en tu sitio. Caídas, levantadas y más caídas. Eso si, cuando caigas hay que levantarse pronto, no quedarte tumbado vencido.
    Hay que decirle a José Ignacio Wert. que habría que poner una asignatura en la cual se viviera eso, como superar la frustración de la derrota y también, como tu bien dices, dominio del auto-control. Cuantas tortas me he dado yo Sofya, muchas, demasiadas, pero he sabido vencerlas levantándome rápidamente..
    Oye! que bien se piensa mirando el mar, verdad? yo también acostumbro a pasar largos ratos en la orilla, mirándolo, pensando....ay! que gozada!!

    Un beso Sofya!...muy acertado post!

    ResponderEliminar
  16. Un texto lleno de realidad
    me gusta como escribes

    ResponderEliminar
  17. Si que ayuda el mar a pensar arkaitz, y si que le diría algunas cositas a Wert....

    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Como dice el poema de Goytisolo, "no sirves para nada". Eres tú quien debe dar tu propio significado, y por eso es respetable todo comportamiento y toda actitud (partiendo de que, siendo más o menos consciente, todos creamos el común, el patrón, las ideas y el espacio que nos dejamos).

    El mar, como los árboles o las montañas, o todo lo que va a otro ritmo más lento porque vive muchísimo más que cualquiera de nosotros, nos ayudan a relativizarlo todo. La inmensidad, también... Efectivamente, la competitividad y el afán de ganar sobre los demás tiene un sentido ridículo y no aporta nada bueno, salvo si está enfocado como juego o como virtud. En general, estamos a años luz de una competitividad sana, porque nace del individualismo capitalista, de la carencia de recursos, la ambición desmedida y la falta de abrazos.

    Yo soy un eterno derrotado. Es más, es lo único que soy, un orgulloso derrotado :)

    Besote, Sofya!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suena bien eso de sentirte un orgulloso derrotado Andoni...

      Besos

      Eliminar
  19. No puedes tener más razón, pienso yo. Con esta frase lo resumes genialmente: <>. Si uno gana siempre, no valora nada, no aprende, no mejora.
    Hay cosas que nunca llego a entender, igual que aún soy incapaz de asumir ese autocontrol del que hablas la mayoría de las veces, pero una buena dosis de mar, con oleaje o en calma, al igual que una buena dosis de tus reflexiones escritas, siempre ayuda a encauzar :)
    Gracias por escribir Sofya y ordenar pensamientos, abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti siempre Patricia...
      Abrazos :)

      Eliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.