sábado, 19 de abril de 2014

ESQUIZOFRENIA COTIDIANA -Relato-

Son las siete, ¡buena hora!, me levanto, me tomo el zumo de naranja y a la ducha…Conforme cae el agua sobre mi cabeza mis pensamientos comienzan a activarse, tal vez a alborotarse y se remueven en mi cerebro, que por cierto según tengo entendido pesa aproximadamente kilo y medio, más o menos lo mismo que pesa Coral, el perrito de la vecina del noveno. Yo que pensaba que tenía un mazacote inerte por cerebro y sin embargo, hoy noto cierta actividad inusual en él…¡Quiero sentir cosas, aunque sean malas!, necesito experiencias interiores intensas, incluso podría plantearme consumir alguna droga, sólo para alcanzar por un día la perfección, ¡para ver qué se siente desde ahí!, para no tener que saber perder…El agua va cayendo dibujando todas y cada una de las curvas de mi cuerpo, las siento una a una, en una especie de sensación sublime…¡Qué tontería, y acabo de levantarme!...Me pongo el albornoz y mientras desenredo mi cabello acude a mí la situación que dos días atrás viví en el bar con el vecino del cuarto, tal vez fui un poco borde, pero sólo dije la verdad y la verdad no es otra que no debe molestarse en llamarme ni en hacer apariciones marianas cada vez que voy al supermercado o a algún recado, no me interesa, no es mi tipo, ni aunque fuese el único hombre sobre la faz de la tierra…La soledad no es mala, no sé porqué tiene tan mala fama, a veces hablan de ella como si fuera un espacio cochambroso y la verdad es que sólo cuando el alumno está preparado aparece el maestro, yo estaba preparada, por eso mi pareja me la jugó, se convirtió en mi ex y yo ahora tengo una  gran maestra, la soledad…¡Mi cabeza tirará la toalla cuando entregue mi corazón! creo que Andrea Gillies decía algo así en su libro “Las amapolas del olvido”…Café y galletas ricas en fibra, muy buenas para el tránsito intestinal y para el buen humor…Me visto, me pinto un poco y a por el bus, el transporte público, ese pequeño pero gran mundo que todas y cada una de las mañanas me envuelve…Esos viajeros con sus miradas perdidas, absortos en sus laberintos cerebrales o emocionales, intentando salir de sus tragedias a través de sus móviles, ¡con lo fácil que es salir de nuestras tragedias a través de la belleza!, sólo con mirar por la ventanilla y ver toda la costa, con el rompeolas uno ya puede salir de alguna de esas pequeñas tragedias cotidianas, ¡pero no, casi todos prefieren las pequeñas pantallas de sus teléfonos móviles!, ¡pues allá ellos!...De repente noto que alguien me observa, llevo un rato con esa sensación, probablemente sea alguien extrañado de ver que yo no estoy conectada a internet y que mi mirada se pierde por la ventanilla, mirando el mar…Tal vez mi mirada le parezca vacía… Me giro disimuladamente  y le miro, ese chico está pensando algo así:”Yo te daría a ti lo tuyo”, sí, probablemente a estas alturas del trayecto y desde que me he sentido observada ya le ha dado tiempo a desnudarme y muy cuidadosa y obscenamente ha abierto mis piernas y me ha penetrado sin piedad, con torpeza y desacierto pero sin piedad, ¡sí, en una especie de perversión pánfila!...¡Bueno, me bajo en la siguiente parada, hace un buen día!, un paseo antes de meterme en la oficina me vendrá bien…Me encanta el puerto y ver cómo van montando las terrazas a primera hora de la mañana, no hay mucha gente, y eso me gusta más…¡Esto es ya el puto colmo, me he hecho tanto a la soledad que me molesta ver gente hasta en la calle!...En la oficina todo parece estar igual hasta que mi jefe me llama a su despacho…En el pasillo hacia el mismo, los compañeros me miran y mi cabeza decide no entrar en polémicas mentales inútiles, que si qué habré hecho mal, que si porqué me llamará, que si tal vez quiera despedirme, …Finalmente llego, entro, cierro la puerta, y él cierra las persianas de las ventanas a través de las cuales ejerce su poder y su control sobre el proletariado, entonces se acerca a mí, con uno de sus brazos me envuelve cogiéndome de la cintura y con su otra mano sujeta mi mejilla derecha hacia arriba, pues nuestra diferencia de altura es casi una barrera arquitéctonica, se aproxima y me besa  apasionadamente, ¡como si no hubiera un mañana!…Le llamamos Jiu pues su parecido con Hugh Grant es considerable, es más joven que yo cinco años y ahora también me estoy dando cuenta de que besa jodidamente bien, nunca, nadie me había besado igual, los movimientos desatados y sensuales de su lengua podrían hacerme perder el control muy rápidamente, así que tengo que cortar esto por lo sano, con un fantástico y soberano tortazo…¡Plas!...Me mira, sonríe mientras alivia inútilmente su mejilla con un ligero masaje de una de sus manos, grandes, fuertes, suaves y varoniles…Me arreglo el cabello, en un intento de parecer sensata y curiosa y salgo de su despacho simulando enfado, me siento en mi mesa y rápidamente recibo un correo electrónico de dirección, es decir, de Jiu, que dice: “ A partir de hoy eres la nueva directora adjunta”…¡No me lo puedo creer, el ascenso que siempre quise!, le contesto: “Hoy quiero el día libre”, me responde: “Sin problemas, y mañana también, ya hablaremos pasado mañana”…¿Hablaremos o follaremos?...¡Bueno!, una cerveza en el puerto marítimo, bajo el sol y en soledad, y pensando en que debe haber una epidemia de demencia en el mundo, sí, sí, de demencia, del latín de mentis, o sea, privación de la razón…Yo sólo sé que me he ido, mi cuerpo sigue respirando y caminando pero yo me he ido, son demasiadas cosas ya, y Jiu tampoco es mi tipo, ni tampoco quiero retozar con él como si hubiera perdido la razón…¡Necesito unas vacaciones y un acantilado!...Sí, un acantilado…¡Vaya, suena el móvil!, es mi ex, si ya le he dicho que le perdono y que no entra en mis cálculos el olvido ¿ya es suficiente esfuerzo para lo que he recibido no?, ¡a la mierda! como dijo Fernando Fernán Gómez, no tengo nada más que decirle, ¡llamada cortada!...Creo que paseando me iré a casa para digerir la jornada desde el sofá, pasaré antes por casa de Mamen y le diré que me haga un regalito maravilloso, sí, cannabis sativa, ¡eso es!, sofá y marihuana…¡Otra vez el móvil!, menos mal que no tengo internet, ¡mi madre!, ya le he dicho que no pienso ir a esa comida familiar con esos primos que hace años que no veo, cuyas vidas no me interesan ni lo más mínimo y además no pienso comer pescado porque sea Semana Santa, ¡yo quiero un chuletón!, se supone que estoy en la oficina trabajando, así que no voy a atender esta llamada tampoco…De nuevo cojo el autobús, no pienso fijarme en ninguno de los viajeros, bastante tengo con lo mío…¡No me lo puedo creer! ¡Otra vez el teléfono!… ¿Y ahora quién es?...¡Bien!, menos mal, es Pablo, mi mejor amigo, lástima que sea homosexual porque realmente él  reúne todos los requisitos, los físicos, los emocionales y los psicológicos, pero lo que no puede ser no puede ser y además es imposible…
-      ¿Qué tal guapísimo?
-      No te lo vas  a creer.
-      Tú dirás…
-      Acabo de asistir un tráfico.
-      ¡No!
-      ¡Sí! un joven de veintinueve años…
-      No sigas…Te has ido a Internet y has hecho una reserva…
-      ¡Bingo!

Pablo es médico y cuando asiste a alguien en sus últimos momentos siempre sufre una especie de crisis existencial transitoria que le lleva compulsivamente a la idea de disfrutar al máximo de la vida, ¿cómo?, como más le gusta, viajando, ¿con quién?, con quien más quiere, con su mejor amiga, o sea, conmigo.
-      ¿Y  adónde vamos?
-     Es sorpresa, dentro de dos fines de semana cogemos un avión, así que no te comprometas con nadie, absolutamente con nadie.
-      ¡Vale!, ¿alguna pista?...
-      Seré condescendiente contigo por esta vez, y te diré que muy cerca del hotel donde nos hospedaremos hay un precioso y fantástico acantilado, ¡es de vértigo nena!

sK 


                                                      

22 comentarios:

  1. Frenético y vitalista a muerte (valga el contrasentido "esquizofrénico"). Se lee muy bien, con toda esta intensidad, y lo bien que está construido. Me ha gustado mucho.

    Besote!
    Andoni

    ResponderEliminar
  2. Apuntes de un día en la vida de una chica con estrés. Me gusta tu personaje, su comportamiento sin complejos, su desenvoltura... Me he reído con sus ocurrencias, con ese pasaje donde su jefe se la come a besos... Quizá el final es algo abrupto, quizá; se corta en seco y se queda una con ganas de saber qué ocurre después.
    Un abrazo, Sofya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tienes razón Isabel el final es abrupto... Supongo que como un acantilado...
      Gracias por pasarte y por leer este largo relato.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Es largo e intenso al igual que los dos personajes pero ese final... Yo tendría cuidado de no acercarme demasiado al acantilado por si acaso jajaja!
    Besos laaaaargos.

    ResponderEliminar
  4. He disfrutado leyéndolo y largo para nada, a mi se me ha hecho corto... Cosas del espacio / tiempo ;)
    Un abrazo Sofy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que hayas disfrutado con su lectura Manuel!...

      Un abrazo!

      Eliminar
  5. ...traigo
    ecos
    de
    la
    tarde
    callada
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    COMPARTIENDO ILUSION


    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...




    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE 12 AÑOS DE ESCLAVITUD, MASTER AND COMMANDER, LEYENDAS DE PASIÓN, BAILANDO CON LOBOS, ...

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte y por compartir.

      Saludos José Ramón

      Eliminar
  6. Fabuloso Sofya, me ha encantado de principio a fin, muy bien construído y llevado... indagas muy bien en el interior y las sensaciones del personaje... escribes realmente bien, enhorabuena... a mí también se me hizo cortito y todo. Un besote

    Ah, te dejo mi otro blog, que actualizo de pascuas a ramos, más por falta de tiempo que de ganas, pero ahi anda, por si quieres curiosear: "No Preguntes Por Qué Me Voy" http://mortalifico.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Señorita Uve, me daré una vuelta por tu otro blog.

      Un beso!

      Eliminar
  7. Me gusta tu faceta puramente literaria cargada de reflexiones :-)

    Me has tenido enganchado a tus letras de principio a fin, creo que es un texto jodidamente vitalista y agradable de leer.

    Bravo Sofya.

    Abrazos grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Oski, la verdad es que como su protagonista está jodidamente enganchada a su vida, por eso engancha...

      Abrazos majo!

      Eliminar
  8. ¡Quiero más!
    Hay gente que critica este tipo de textos, sin puntos y aparte y tan frenéticos, pero a mí me vuelven loca, me parece puro talento ser capaz, como has sido tú, de hacer que no quiera pararme ni a respirar para seguir leyendo. Es como haber recorrido en montaña rusa los hilos mentales de la protagonista, simplemente fantástico, me hizo soltar alguna carcajada jajaja.
    Reitero, ¡quiero más! ¡Qué carácter de mujer! :D
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que además de gustarte hayas podido soltar alguna carcajada.

      Abrazos!

      Eliminar
  9. Me encanta como escribis
    llegue hasta el final y me voy contenta de haberte leido

    ResponderEliminar
  10. aunque todos tengamos kilo y medio ahí dentro hay mucho cabeza hueca, todos conocemos a alguien con la azotea vacía! la tuya está bien amueblada, como la chica del relato, que disfruta del maravilloso ejercicio de pensar, algo que no está muy de moda, precisamente. me ha encantando el texto, un día muy completito, la verdad. un presente inquieto, un futuro incierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la parte que me toca raúl! , me alegra que te haya gustado...La inquietud y la incertidumbre son dos buenos móviles vitales.

      Un abrazo!

      Eliminar
  11. Qué frenético. Pero me encantan las personas cuya mente bulle de esa manera :)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.