sábado, 26 de abril de 2014

NO CON DINERO...

Todo aquello que el dinero puede comprar no es un problema, resulta que las cosas que el dinero no compra sí pueden serlo, y es que el dinero no puede comprar estos elementos porque son cosas que sólo se consiguen a base de un duro trabajo y un duro aprendizaje tan complejos que nos pueden llevar toda la vida, incluso ésta se nos puede quedar corta.
Tal vez no estamos hechos para un trabajo tan afanoso, aunque en un principio parecía que sí, que nuestra especie prometía, que era la más inteligente y dotada, la más capaz para hacer diferentes, muchas y complicadas cosas, y sin dinero, sin embargo, algo está fallando, y mucho.
Porque no es lo mismo tener una casa que tener un hogar, la casa se paga con dinero, el hogar se consigue a base de ese trabajo y ese esfuerzo personal lleno de sacrificios, entrega y amor, y el amor tampoco se compra, cosa que el sexo sí puede comprarse (de acuerdo, el porno en internet también es gratis, pero no vamos a entrar en la industria del porno, porque es una industria y a fin de cuentas no es sexo real, son dramatizaciones, y ¡no es lo mismo!),¡pero claro, volviendo al hilo!, nuestras necesidades son las que predeterminan el camino que vamos a seguir y queramos o no, ellas son las que nos avisan de nuestro contento o nuestro descontento vital, y esto en ocasiones nos desestabiliza.
Hoy me he quedado embelesada un buen rato observando una mariposa sobre una flor, esta delicada imagen de la naturaleza me ha evocado a mi infancia, las montañas, la pinada y las margaritas plagadas de mariquitas disfrutando de la brisa primaveral y del vaivén de las flores…Y así he permanecido un rato… Sin pagar por ello… Y así, gratis ha surgido un sentimiento de agradecimiento hacia mis padres por esa infancia inmejorable que me dieron en el campo… ¡A esto me refiero!, hay sentimientos de vital importancia en nuestro crecimiento como personas que no se pueden comprar y que sin embargo trabajando y fluyendo en nuestro propio sentir, podemos llegar a ellos, trabajarlos y así sentirnos plenos, hacer sentir dichosos a los que queremos, a aquellos con los que convivimos o a aquellos con los que nos relacionamos.
Y todo esto que parece una edición de auto-ayuda viene a cuento porque veo mucha gente perdida, triste y deprimida, veo mucho culto al materialismo incluso en plena crisis económica y creo que todos, absolutamente todos, tenemos muchas posibilidades, habilidades y potencialidades… ¡Gratis, sin dinero!...Partiendo de la base eso sí, de que éste es necesario sólo para algunas cosas.
En una entrevista que le hicieron a Mario Vargas Llosa, que por cierto me encantó leer, decía que sólo en nuestro fuero interno sabemos si hemos logrado lo que pretendíamos o no, y el hecho de no haberlo logrado es un motivo para seguir haciendo proyectos y seguir vivos.
Yo pienso que probablemente al hacernos esa pregunta dichosa o maldita, las respuestas van a estar bastante alejadas de lograr conseguir un yate, o una mansión o una fortuna, aunque sean pequeños como Groucho Marx ironizaba al describir lo que era la felicidad. Yo creo que nuestras respuestas van a estar más enfocadas hacia aquello que no hemos logrado a otros niveles más profundos, más emocionales, más sentimentales y más existenciales, no sé porqué pero creo que hay mucha tristeza en el mundo, y no es por no tener grandes lujos ni cosas materiales en general, y por supuesto no hablo de necesidades básicas que desgraciadamente hay muchas personas que las tienen descubiertas…Hay tanta tristeza y tanta pena por los recovecos de las almas que no somos capaces de hacerle un hueco al entusiasmo y a la ilusión, que a fin de cuentas son el motor de cualquier existencia que se precie.
Esto tiene sus consecuencias y en los tiempos que corren, tan difíciles y apocalípticos, no podemos permitirnos estas carencias, y ya que las económicas se están haciendo cada vez más patentes y extensivas creo que debemos intentar tomarnos en serio este trabajo personal para que nuestro crecimiento no se vea gravemente interrumpido, tal vez gravemente dañado…
Estamos desnortados y sólo debemos buscar nuestro propio norte…
¿Qué quieres una casa o un hogar?, ¿Prefieres el sexo al amor, buscas ambas cosas, o tal vez dormir junto a alguien que quieres de verdad?, ¿te gustaría oír a alguna persona decir cosas bonitas de ti?, ¿quieres sonreír?, es gratis, también puedes reír hasta que te falte la respiración por el mismo precio y por un buen motivo,¡ seguro!, ¿tal vez te gustaría escuchar esas canciones que evocan momentos y épocas de tu vida?, ¿O ver a la persona que hace que tu corazón se vuelva arrítmico?, ¿y qué te parece una amistad sincera y profunda que sabe cuando decirte un “te quiero”?, ¿y qué me dices de tus sueños?, ¿y de la salud, la tuya y la de los tuyos?, ¿ y qué hay de la inteligencia, y del conocimiento?...¿Qué quieres realmente, qué necesitas para tu crecimiento?...Valora lo que tienes y busca incansablemente lo que tu corazón ansía…Y como dice Alan Watts: “¿Qué harías si el dinero no importara?...¡Pues hazlo!.
Yo desde luego no tengo dinero ni una visa que me permita costearme todas estas cosas tan maravillosas, casi que puedo asegurar que  los modelos existentes no se ajustan y no dan cobertura a estos aspectos de la vida, ¡ni la MasterCard!, así es que supongo que sólo me queda la otra opción, ese trabajo duro y afanoso que como recompensa me ayudará a crecer como persona y como mujer que soy.
Créeme hay cosas realmente importantes y trascendentes en y para nuestras existencias que no se consiguen con dinero.

sK


                                                   


24 comentarios:

  1. :) Estoy de acuerdo contigo. Nunca hay que rendirse ni dejar de trabajar en ser cada vez mejores personas, y mira que es difícil, pero precisamente por eso, porque es difícil, es un reto que vale la pena afrontar, y es muy satisfactorio conseguir avances, aunque sean lentos, aunque a veces no sepamos casi ni para qué... Pero sí, como decía Hermann Hesse en Siddhartha, hay una vocecita en nuestro interior que nos va diciendo si lo estamos haciendo bien o no, si estamos cumpliendo con nosotr@s mism@s o no, si sentimos la vida y si la estamos perdiendo sin sentirla...

    Yo tampoco estoy precisamente nadando en la abundancia, el dinero está empeñado en huirme, pero sí es verdad que nunca me cansaré de soñar, ni de tratar de conciliar esos sueños con la realidad. Sé que así el día que muera habrá algo en mí que será infinitamente feliz.

    Un abrazo Sofya. Y una sonrisa. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensamos del mismo modo Ximo, Siddharta decía grandes verdades, era un maestro de la vida y desde luego, el gran secreto es no rendirse.

      Un abrazo y una sonrisa :)

      Eliminar
  2. Increíble, Sofya, verdaderamente adoctrinante. Me ha sorprendido mucho lo de que el ser humano era una especie que prometía. Nuestra raza humana me ha decepcionado y admirado tanto, para mal y para bien, a partes casi iguales, que una ya no sabe qué pensar. Pero en este caso y el tema del dinero, está claro que el único camino viable es el que explicas. También pienso que ese esfuerzo y trabajo que no cuestan dinero muchas veces hay que orientarlo a conseguir dinero, propiamente, porque hay algunas cosas que si no las pagas no las consigues y sin ellas no puedes pasar al siguiente paso (hablo por ejemplo de pagarse un máster o una carrera para poder conseguir un trabajo, de costearse un tratamiento para una enfermedad, de poder tener solvencia económica para poder moverse y conseguir un sueño). Pero eso son quizás metas mayores, y la felicidad del día a día se consigue gratis, como tú has explicado muy bien. Con todos los demás apuntes también me quedo. Como has escrito a Ximo, el gran secreto es no rendirse, en nada :) :) :)

    Gracias y abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que mucho esfuerzo y mucho trabajo se nos van en conseguir dinero, y por supuesto, hay cosas de causa mayor, como bien dices, pero hay muchas que no y creo que nos olvidamos muy fácilmente de ellas.

      Abrazos y gracias a ti ! : )

      Eliminar
  3. Excelente reflexión, Sofya. Y... no digo más porque me dejas pensando :)
    Gracias y un abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. punset dice que la felicidad es desear menos, quizás vaya por ahí los tiros. por otro lado, hay cosas que ni el dinero puede arreglar. estoy pensando en tito vilanova.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto raúl, la enfermedad en muchas ocasiones no se soluciona con dinero, sino que además se cobra vidas, y desde luego que al hilo de lo que dice Punset, también se dice que es de sabios el no crearse más necesidades para vivir más feliz.
      Desde luego si hay salud hay que valorarlo y si no la hay , habrá que lucharlo dentro de las posibilidades, como hizo Vilanova y hacen muchas personas anonimas a diario.

      Un abrazo!

      Eliminar
  5. El dinero es necesario en este sistema, pero el dinero necesario es muy poco incluso en este sistema nuestro. Cuatro paredes, un techo, y lo demás son lujos. Si tienes lo mínimo para vivir dignamente, tienes una vida plena, porque absolutamente todo lo demás depende únicamente de nosotros.
    ¡Un abrazo, Sofya! ^_^

    ResponderEliminar
  6. Si Jorge, supongo que una cosa son las necesidades reales y otra las necesidades creadas, que nos dedicamos a cubrir como si fuesen reales o básicas cuando no lo son, y que además las hemos creado así sin más, fruto del chip capitalista o individualista que tenemos instalado en nuestros cerebros. Y desde luego que hay mucha materia que depende de nosotros y no del dinero.

    Un abrazo! :)

    ResponderEliminar
  7. Gracias, querida paisana (?) por tu escueto, pero acertadísimo, comentario.
    Tu extenso texto es casi un tratado de vida y al mismo tiempo un tratado de meditación exustencial.
    Un beso desde Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita Antonio, es todo un honor que te hayas pasado por mi espacio.

      Muchísimas gracias.
      Un beso desde tu tierra.

      Eliminar
  8. Muy bueno, como siempre... texto certero, sintetizado y vivo: consigues atrapar a quien se adentra en tus pensamientos.

    Yo digo aquello de que "no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita". La mayor fortuna que podemos tener es que te quieran. Sin éso, no tienes nada. Creo que lo único que podemos acumular son esos momentos vividos con la gente a la que quieres. Lo demás, por definición, no es tuyo. Compartir momentos con las personas queridas es lo único que puede hacer que la muerte duela menos. Y la vida, al final es éso: aprender a morir.

    Es cierto también lo que dice Patricia. Hay un punto en que tienes que dedicar esfuerzo en ganar dinero. Lo contrario, casi siempre, es aprovecharte de otr@ porque, sin dinero, no tienes ni siquiera lo básico para ti. Como todo, en su justa medida :)

    Besote! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo estar más de acuerdo con todo lo que comentas Andoni, gracias por pasarte.

      Besote! :)

      Eliminar
  9. El dinero nunca da la felicidad, conozco gente con el bolsillo lleno y que sin embargo no saben ser felices nunca porque ni siquiera se conocen ni saben cómo ahondar en su interior. Tal vez porque el tener siempre dinero en el bolsillo les ha hecho despreocuparse de conocerse, creyendo que todo se podía comprar. Ahora cuando ya han recorrido todas las tiendas del mundo, han comprado todo lo que podían comprar y disfrutado hasta el extremo es cuando más vacíos se sienten pues se dan cuenta de que todo lo que se ha creado a su alrededor es tan volátil como una casa de paja y bastará un soplo de aire para derribarlos.

    La fortaleza de uno jamás la compra el dinero.

    Un abrazo grande Sofya, eres una gran mujer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Oski, parece que el dinero acomoda en ciertos aspectos pero puede incomodar en otros...

      Un abrazo grande, tienes un gran concepto de mí porque tu eres un gran hombre.

      Eliminar
  10. el dinero es importante para pagar las cuenrtas porque si no lo tenemos es dificil
    vivir por lo menos aqui en Miami
    me ha encantado tu texto lleno de emocuibes un beso Sofia para vos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si RECOMENZAR es así en todas partes, el dinero es importante para lo que es importante.

      Gracias por pasarte, un besazo ! :)

      Eliminar
  11. Buenas reflexiones Sofya. Está ese dicho de que "el dinero no hace la felicidad, pero......" .Creo que el dinero no es malo en si mismo, los que nos equivocamos somos nosotros.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante lo que dices LAO, el dinero no es malo en sí mismo sino el uso o tal vez el abuso que hacemos de él.

      Un abrazo!

      Eliminar
  12. Y sin embargo, money makes the world go around... difícil escapar del sitema en que nos ha metido... https://www.youtube.com/watch?v=I8P80A8vy9I

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Difícil pero no imposible, me gusta creer que algo podemos cambiar en este sentido...

      Besos!!! ;)

      Eliminar
  13. Tanto tienes tanto vales, tristemente muchísima gente se rige por eso y así nos va; creo que nada material nos puede dar la felicidad, pero aún tomando eso de base: ¿quién es feliz? si preguntas la gran mayoría de la gente te dirá que no lo es, aunque creo también que la gran mayoría de ellos (habiendo salvado la frontera de los que prefieren lo material) te dirían que prefieren un hogar a una casa.

    De cualquier forma, gracias por esta reflexión y por todas las preguntas que has ido planteando (me da que algunas me va a llevar mucho tiempo contestarlas).

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti DKTMK7, me alegra que te plantees reflexiones a partir de mi texto.

      Gracias por pasarte.
      Un abrazo!

      Eliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.