lunes, 5 de mayo de 2014

SENTIRNOS REALES

“You make me real” decía Jim Morrison, el vocalista del grupo The Doors.

¿Quién o qué nos hace sentir reales?...El amor, tal vez la libertad, los momentos de bajada a nuestros infiernos que todos tenemos a lo largo y ancho de nuestras existencias, lo que sentimos, es decir, ese complejo compendio con esa cantidad infinita de material inflamable que son las emociones y los sentimientos, los positivos y los negativos, los buenos y los malos, con todas sus implicaciones, con todos los seres que por sentir, emocionar o emocionarnos implicamos…Porque hay ocasiones en las que sumidos como estamos en nuestra rutina, no somos conscientes de que somos reales, tal vez incluso con esta sensación de ficción se mezcla la frustración de no hacer lo que realmente nuestro corazón ansía, entonces, ¿cómo sentirnos reales?...En ocasiones alguien nos saca de esta dimensión obtusa y distorsionada en la que nos movemos diariamente como peces en el agua, pero única y exclusivamente llevados por una fuerza que a base de golpes monótonos, nos lleva a manejar esa especie de inercia existencial que yo me pregunto si es o no real…Y además, ¿qué significa sentirse real?...¿Hacer lo que hacemos todos los días o probablemente seríamos más reales si hiciéramos lo que realmente ansiamos hacer?...Porque nuestra rutina es nuestra realidad y lo que ansiamos hacer si no se materializa es tan sólo una ficción…¿Cómo ser más real, a través de la rutina, o materializando lo que deseamos hacer en nuestras vidas?...

Tal vez hay alguien muy cercano que es la persona que nos hace sentir reales, sin embargo, también puede ocurrir que con ese alguien lo que estemos viviendo sea una completa ficción, y desde ahí, no veamos el camino hacia lo real, ni tan siquiera un sendero…Y como además la realidad es aparente, pues ¿para qué sentirnos reales?...

Para tener los pies en la tierra, que a ratos viene bien.
Para no perder nuestro norte, que bastante lo perdemos ya.
Para poder variar y desvariar entre esas dos dimensiones: la real y la ficticia…
¡No sé!, tal vez para todo esto, porque los sueños son otra cosa muy diferente ¿no?...

No creo que  nosotros podamos sentirnos más reales que esa gaviota que ahora mismo estoy viendo sobre el mar, no creo que nuestras vidas puedan ser más reales que su propio vuelo, incluso planeando ejerce un control innato que jamás podríamos ejercer nosotros ni en un contexto real, pues el ejercicio del control humano no es natural, el hombre está hecho para perderse y para perder el control, eso sí es real, así sí podemos sentirnos reales, perdidos y perdiendo el control, tal vez todo lo demás podría ser una ficción, o tal vez ganas de atribuirnos virtudes para que nuestros defectos no se luzcan tanto.

sK


                                                      



20 comentarios:

  1. sos increible con el juego de palabras
    me gusta tu estilo simple y directo
    Un abrazo desde Miami

    ResponderEliminar
  2. Tu estilo relaja, desde luego... profundo pero pausado y equilibrado. Domadora de tormentos. Ya me gustaría a mí tener esa habilidad! :)

    Yo creo que somos reales en el otro. Solos, nos diluimos. Necesitamos la interacción para autoafirmarnos, para ganar una identidad y defender un ego. Apartados del grupo dejamos de ser reales. Entre tod@s hemos desarrollado una alucinación colectiva en la que uno puede participar o no. Si participas, existes. Si no participas, no existes. Y el umbral es invisible. Las fuerzas que nos mueven, que responden al espacio que ocupamos en esa alucinación colectiva, también lo son.

    Besote, Sofya! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que lo que comentas guarda bastante relación con esa teoría que dice que somos seres incompletos, y que nos completamos con los demás, es decir, con nuestras interacciones y relaciones.

      Muchas gracias por lo que me dices...Domadora de tormentos...¿Sabes algo?, no es lo mismo pensar que escribes, que pensar que vas hilando y enlazando palabras para convertirlas en látigos mentales capaces de domar los tormentos...¡No es lo mismo!, vamos, cambia tanto la esencia del hecho de escribir en sí mismo, tanto que en ello podría ir hasta el sentido de una existencia....Así que Andoni, animas mucho más de lo que te imaginas con tus palabras...Tendré que seguir escribiendo, tal vez hilando y enlazando palabras....Y muchas gracias.

      Besote! :)

      Eliminar
  3. hace poco me pillé el dedo con una puerta, nada grave, pero me sentí real, muy real, real como la madre que me parió, vamos. no sé, a parte de lo obvio, lo que te conecta con una realidad tangible, perceptible, el sol que calienta, el frío que entumece, supongo que para sentirse real tienes que engañarte, a ti mismo y a la gente que te rodea, lo menos posible. besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí raúl, y fíjate con la naturalidad y la sencillez que lo has expresado, dicho así parece fácil, sin embargo en nuestra práctica diaria pienso que no lo es, que practicamos mucho el engaño y demasiado el auto-engaño, y que es así como nos alejamos de lo que tu has expresado de manera bella y sencilla. Gracias por aportar y comentar.

      Besos :)

      Eliminar
  4. Yo creo que cada cual ha de encontrar su propia forma de planeo, no tenemos alas como las gaviotas pero tenemos otras formas de volar. Yo abogo más por aprender a sentirse real uno mismo, sin esperar que otros te hagan sentirte real, aunque a lo mejor eso de la realidad no existe (otra cosa más que son los padres...) y simplemente consiste en disfrutar lo que hagas en cada momento.

    A lo mejor he divagado más de la cuenta y me he alejado de lo que te referías, lo siento estoy un poco disperso jejeje.

    Abrazotes

    ResponderEliminar
  5. Supongo que cada persona se sentirá real de una manera diferente, en esencia, supongo que lo importante es que no pasemos por alto que somos reales y que esto implica cosas...
    Divagar y dispersarse está bien Oski, y aquí mejor todavía...

    Abrazos majo! :)

    ResponderEliminar
  6. encontrar el punto del balance no es facil
    Por fin lo he encontrado
    No esperando nada ni queriendo que me quieran a mi manera
    eso es la felicidad del alma.No esperar
    ser vos siempre vos
    y dar lo mas que puedas
    Y seras feliz porque dando no se juzga
    mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto y bonito, además dicho así pasa como lo que le he comentado a raúl, que parece fácil...Tan fácil como fluír...
      Supongo que si a la hora de ponerlo en práctica cuesta, habrá que trabajar en ello.

      Mil besos RECOMENZAR y muchas gracias por seguir aportando.

      Eliminar
  7. La realidad sólo se palpa desde los sentidos, en todos los contextos, en todos los planos, buenos y malos, la visión de cada cual es lo que nos hace más felices unos de otros, lo que convierte lo REAL en nuestra particular "verdad".

    ResponderEliminar
  8. Me encanta tu visión, sencilla, clara, concisa y desde luego no puede ser más real...

    Un abrazo Sergio!

    ResponderEliminar
  9. ¿Y si todo lo sentido forma parte de un sueño del que algún día despertaremos? incluso los sueños podrían formar parte de él... ¿quién no ha tenido sueños realmente vívidos, donde todos los sentidos aportaban sus sensaciones plenamente?... respecto a si los otros nos hacen sentir más reales, puede que en ocasiones asi sea, pero uno debe sentirse completo y lleno consigo mismo pues lo demás no siempre estarán ahi y no podemos quedarnos entonces flotando en la nada.... saludos a esa maravillosa gaviota que vuela libre de mi parte y besitos para vos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez todo forme parte de la realidad y nuestra realidad sea un sueño, tal vez, muchas gracias por tu comentario tan poético y cierto Señorita Uve.
      Desde esta jaula es dificil alcanzar a esa gaviota para darle tus saludos, pero tus besos sí me llegan...

      Besos costeros!!

      Eliminar
  10. "En ocasiones alguien nos saca de esta dimensión obtusa y distorsionada en la que nos movemos diariamente como peces en el agua". Tú a mí me sacas siempre, y para bien, es increíble tu forma de modelar las palabras como si fueran agua y me llevaras por un río de reflexión, su cauce siempre es agradable y su desembocadura reconfortante. Gracias por escribir y hacerme encontrarme y aprender a nadar. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti siempre, por leerme y por estar ahí continuamente presente.

      Abrazos.

      Eliminar
  11. Cuando caen tantos halagos en cada entrada, es que la autora no escribe nada mal!

    Yo me sumo a ellos, ¡Gracias por hacernos sentirnos reales!

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.