martes, 3 de junio de 2014

LA HUIDA -Relato-

Ha estado muy bien, has estado en tu lugar, ha sido excitante y romántico a la vez. No me llamo Eva, no volveremos a vernos”

Sentado en la cama no podía creer lo que sus ojos estaban leyendo, ¡si llegó a pensar que ella podría ser la mujer que siempre deseó!, claro está, conociéndose un poco más, haciendo un rodaje sensato y tranquilamente por el sendero en la tarde.

La cuestión era que no iba  a ser fácil olvidar esa noche porque ella se encargó de que así fuera, ella lo tenía todo planeado para que él se quedara colgado y colgando, suspendido en el aire y girando y girando, sin parar y sin freno alguno además.
Todo estaba milimétricamente calculado y mientras ella paseaba su lengua por los recovecos de su alma, él ya se imaginaba paseos románticos al atardecer frente al mar y mientras ella le susurraba cosas inconfesables él se imaginaba miradas de complicidad y de pasión irrefrenable, causantes de envidias y estragos ajenos… ¿Cómo era posible?, ¡si parecía que su entrega era real!…

Pero él ignoraba que sí lo era, que ella se había entregado como nunca. Mientras él acariciaba cada poro de su piel, ella íntegramente erizada se podía ver yendo juntos a conciertos, al cine o al teatro, mientras él la penetraba lenta y profundamente ella se podía imaginar acostándose y amaneciendo con él siempre.

Y mientras ambos se miraban penetrándose y perdiéndose en sus pupilas, ella tuvo miedo de que la hirieran de nuevo y él supo que podría permanecer así hasta el final de su existencia…Mientras la obviedad se abría camino, el pánico y el temor aterrizaron en su pista, entonces no lo dudó, corrió hacia las escaleras, subió y voló tan alto como pudo, lloró, sin embargo las lágrimas no nublaron el camino hacia la huida, y huyó sin mirar atrás.

Ella se llamaba Eva y no volvieron a verse.

sK


                                                             








18 comentarios:

  1. la cantidad de oportunidades que nos perdemos por miedo, verdad? un caparazón grueso nos preserva, sí, pero también nos impide ir ligero, llegar más lejos, más valientes, por la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces es o puede parecer inevitable, pero en muchas otras ocasiones se puede evitar, sobre todo cuando son miedos irracionales, que es lo que más abunda en nuestras mentes.

      Un beso Raúl!

      Eliminar
  2. Qué bien llevado el texto, de principio a fin! El comienzo es brutal... el final, aunque más pausado, es un poco más brutal...

    Así somos, un mar de contradicciones

    Besote! :)

    ResponderEliminar
  3. :( cómo ya hemos hablado otras veces en otros comentarios, el miedo, siempre el miedo que nos paraliza y no nos deja disfrutar de verdad. Si supiéramos ser capaces, a veces, de arriesgar más y meditar menos, de darnos cuenta de que las cosas buenas no llegan si uno las evita...
    Me encantó, pero me puso muy triste Sofya, me apena pensar en las veces que me ha pasado eso, o que he estado en el papel del chico de este relato. Abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, meditaciones las justas, con los miedos es mejor pasar a la acción, pienso, a mi me funciona mejor salirles al paso y enfrentarme a ellos....Y respecto a tu papel como el del chico del relato, decirte que en alguna otra ocasión tu papel cambiará, y ya no digo que sea necesariamente el de la chica, sino que simplemente cambiará, tiempo al tiempo, todo cambia y todo se acaba, lo decía Ulises y para nuestro bien, desde luego es muy cierto, hago referencia a ello en mi entrada titulada Mensaje en una botella.

      Abrazo fuerte maja, cuídate!! ;)

      Eliminar
  4. Tal vez sea una excusa eso de culpar al miedo, nos hemos acostumbrado tanto a la derrota que la mera posibilidad de vencer se elimina automáticamente. Somos causantes de la tercera parte de nuestros fracasos.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensaré acerca de lo que dices, es interesante esa perspectiva Oski.

      Abrazos!!

      Eliminar
  5. El temor muchas veces genera lo que tememos que suceda..... El Amor requiere conianza. Saludos Sofya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, la confianza es uno de los pilares básicos en el amor.

      Saludos LAO!

      Eliminar
  6. a veces por miedo nos vamos...
    y siempre me pregunto por qué es tan complicado amar.?

    saludos
    carlos

    ResponderEliminar
  7. Pero si es que así no puede ser!. !O se está o no se está!. Si estas con tu chic@ haciendo el amor, echando un polvete, significa que estas en un momento apasionado. Sintiendo mil placeres a la vez con el contacto carnal de tu amor. Así, en ese instante no puedes estar pensando que es lo que ocurrirá en un futuro. En ese momento no y no!. Haciendo el amor se disfruta, se goza, todo es pasión, todos tus sentidos están funcionando a tope. ¿Como estar pensando en ese místico momento lo que podrá ocurrir en un futuro?
    Y luego, por favor, no le dejes una nota, date cuenta que él seguro se despertara con ganas de repetir, ¿y que se encontrara? una nota de despedida. Ohh!! pobre chico, él que se levantaba guerrero y de pronto se le baja toda la artillería. Algo horrible!! Mira, me da hasta pena.

    Ay! Sofya, disculpa, son unas reflexiones de uno que disfruta el amor a tope. Dilculpame!! ;)

    Un beso. Un muy buen post Sofy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Arkaitz cómo es el género femenino!!

      Un beso! :)

      Eliminar
  8. Relato duro y cierto, el miedo y las prisas, sentirnos perdidos como lo estamos en un mundo de anónimos y extraños. Creo que los héroes de hoy en día se dedican a reparar a las personas, y no sólo a salvarlas.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me gusta esa idea acerca de los héroes!

      Un abrazo Ladrón.

      Eliminar
  9. Qué bien has retratado esos trenes que se dejan pasar por miedo a algo que aún no ha ocurrido, dejando que el pasado se haga dueño de nuestro presente y lo ensucie... me ha encantado, de principio a fin, y el fin especialmente, muy ingeniosa señorita Sofya.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta cómo has resumido mi relato.

      Besitos Señorita Uve!

      Eliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.