viernes, 13 de junio de 2014

SUCEDÁNEOS AFÍNES DEL AMOR -Relato-

     -         Buenos días guapísima, ¿cómo has descansado?
-          Buenos días campeón, yo muy bien ¿y tú?
-         ¿La verdad?
-          Pues sí, preferiblemente.
-          La verdad es que hoy he amanecido sobreexcitado.
-          ¿Sobreexcitado?
-          Sí, ¡más excitado que el resto de las mañanas!
-          ¡Ah!, entonces, ¿damos por hecho que tu amaneces siempre así?
-          ¡Claro!
-          ¡Muy bien!, ¿y?
-          Y sé el motivo…
-         ¡Vaya, que lujo!
-        ¡No todas las mañanas lo sé!, y hoy ha sido porque esta noche he tenido un sueño erótico contigo.
-      ¡No me lo puedo creer!, ¿no me conoces personalmente y ya te permites erotizar con mi  persona?… ¡Increíble!

Ambos van en el autobús camino de sus respectivos trabajos, ambos ríen sin parar con la conversación matutina de las ocho de la mañana.

-   No deberías extrañarte, ¡ya sabes cómo son los sueños y cómo es el consciente masculino, del inconsciente ni hablamos!

No pueden parar de reír, algunos de los pasajeros les observan mientras ellos juegan con sus móviles.

-          ¿Mucho frío por Burgos?
-          No, no está mal, catorce grados, ¿y por Sevilla?
-          Bueno hace calor ya, veintitrés tenemos ahora… ¡Oye!
-          Dime.
-          ¿Cuál es para ti la diferencia entre un sueño erótico y uno porno?
-      Bueno, para mí es todo lo mismo, lo que ocurre es que queda más bonito decir que mi sueño ha sido erótico, máxime si estoy hablando con la   protagonista.
-         Eso ya se aproxima más  a lo que yo pensaba.

Y ríen, más y más…

-          ¡Fin de semana!, ¿cómo se presenta?
-         Mis fines de semana son muy ajetreados…
-          ¿Y eso ?
-          ¿La verdad?
-          Sí , preferiblemente.
-   Por las noches me visto de mujer araña y lucho contra el crimen organizado.

Muchas risas de ambos….

-         Me encantas...¿Sabes una cosa?
-         No, tú dirás.
-      ¡No creo que nadie pueda superar la sobreexcitación de mañana cuando amanezca!

Y más y más risas, los dos, en el autobús…

-     vestida de mujer araña entre mis sábanas…¡Puf!…¡No sé si lo   soportaré!…
-   ¡Venga, no sé si yo soportaré que ya vayas predeterminado hacia tus sueños, y más si son de esta índole!... ¿Qué harás tú durante el fin de semana?..
-   Hoy viernes hay partido, ya sabes, en el bar, con los amigotes y unas cuantas cervezas…Mañana concierto y el domingo ya veremos qué se tercia.
-        Me gusta la foto de tu perfil Andrés.

La foto que Andrés ha puesto no es suya, es de uno de sus amigos, su nombre sí es real.

-   ¡A ver cuando me dejas que te vuelva a ver, que ya sé que no estoy chateando con Virginia Woolf, aunque sí seas Virginia!

La foto de perfil de ella  es la de su escritora favorita,la anterior que tenía puesta era de una de sus primas, pero le supo mal engañarle tanto y la cambió por la de la Woolf, su nombre real es Raquel.

-   Esta noche le diré a Spiderman que me saque una foto y mañana la cuelgo.

Siguen riendo…

-          Bueno, bajo en esta parada, así que te dejo de momento.
-          Muy bien, ya hablamos más tarde.

Andrés se levanta de su asiento y se dirige hacia la puerta del autobús para bajar…En el trayecto su mirada se cruza con la de una chica, ambos se miran, ella sentada trastea  su móvil, él acaba de guardárselo en el bolsillo trasero de su pantalón. Sus miradas permanecen intensamente fijadas de manera recíproca y excitante hasta que se abre la puerta y él baja en su parada. Ella es Raquel y no vive en Sevilla.

sK


                                                

30 comentarios:

  1. Joder! con ese final (que me ha pillado por sorpresa, todo hay que decirlo) me has evocado una mirada de hace ya varios años en una parada de autobús que ni siquiera sabía que recordaba… ha sido bastante extraño.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja ja ja....Aunque no lo creamos hay recuerdos que todavía andan por los recovecos de nuestros hemisferios Miguel...Ja ja ja...

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Muy buen relato, como solo lo puede escribir Sofya Woolf, jajaja.
    Tiene de todo este relato, una conversación ligeramente erótica a gusto de los dos, se les nota. Uno que mira para el norte, una que mira para el sur. Se creen separados por la distancia y resulta que están mas cerca de lo que piensan. Si esto de la tecnología da muchas sorpresas.
    Oye, me ha hecho gracia el despertar del tipo, sangre caliente nuestro protagonista, no hay duda.
    El final muy bueno. Tiene razón los q dicen que para encontrar el amor no hay que mirar muy lejos.

    Un beso Sofya Woolf...jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que te rías con mis relatos...Me alegra que te guste Arkaitz.

      Un beso...Ja ja ja ja...

      Eliminar
  3. Siempre consigues sorprenderme Sofya!!! Es tan agridulce! Y frustrante, ¿por qué existe esa necesidad de fingir que somos quién no somos? Desde luego que esta época virtual lo pone tan fácil...pero en fin, sin nombres ni caras falsas podrían haber sido felices. Es triste (pero lo respeto) engañarse y disfrutar con teatros, aunque todo el mundo tiene derecho, supongo, a reinventarse. Aunque no creo que estas sean maneras.
    En fin, que me enrollo, que me dejas a cuadros y me encanta como narras las historias, enganchas Sofya! Y mucho. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que para gustos los colores y ya se sabe que palos a gusto no duelen, así que bueno...

      Gracias por tus palabras Patricia.

      Un beso!

      Eliminar
  4. Cáustico el texto. Incisivo a lo Woody Allen. "erotizar con mi persona", me gustó esa frase. Me apunté como seguidor de su blog, rompí su marca de 100, me toca ser el seguidor 101. Para recordarlo.
    He venido por primera vez a su blog. Me gusta, tanto en su diseño como en lo que escribes. Me apunté como seguidor suyo y la invito a que venga a mi blog, se apunte de seguidora para quedar enlazados y seguirnos comunicando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por todo lo que me dice, no sabe la gran motivación que implica el hecho de que mi escrito le parezca "incisivo a lo Woody Allen", me encanta este director. Gracias por seguirme.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. jajaja, nunca se sabe cuando nos encontraremos con personas de la vida 2.0, donde menos te lo esperas salta la liebre...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡La vida!, gracias por pasarte Elvis.

      Saludos!

      Eliminar
  6. Que buenísimo el relato! No he podido evitar asociarlo a alguna fábula de las que leí cuando era pequeño, pero actualizada a los tiempos en los que vivimos. Veo niños sentados en pupitres analizando el texto y me alegro pensando que estarían aprendiendo algo muy útil para su vida...Gracias por estos grandes pensamientos que nos brindas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros siempre Ilian .

      Un abrazo!

      Eliminar
  7. Supongo que tras una pantalla uno puede ser lo que desee, por muy alejado que esté de su propia personalidad y físico... es el problema de no quererse o valorarse a uno mismo... Interesante relato, como siempre son los suyos señorita Sofya, mezclando humor, ingenio, dosis de psicología humana, sorpresa... :)

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también creo que puede ser así la vida a través de una pantalla y por supuesto también creo que hay muchos problemas de autoestima que se ocultan a través de ella.

      Gracias Señorita Uve!

      Besitos

      Eliminar
  8. tan cerca y tan lejos, verdad? esa sospecha final, más que sospecha, de que los amantes virtuales comparten autobús, es genial, un cierre fantástico. qué buena eres! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lectores así da gusto, muchas gracias Raúl.

      Un beso!

      Eliminar
  9. Aunque sea realmente fácil mentir por medios digitales confío en que hay personas que no lo hacen.

    Pero mientras los dos se mientan...el problema es cuando sólo miente uno, que tengo entendido es muy habitual, a veces se olvida que al otro lado hay un ser con sentimientos y eso es un problema grande.Tal vez no sea más que una forma de esconder las frustraciones y la tecnología lo pone fácil.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Oski, la tecnología lo pone muy fácil y parece que como bien dices, también es fácil olvidarse de que detrás de la pantalla hay alguien que siente, sufre y padece.

      Un beso!

      Eliminar
  10. me eh reido bastante y me has sorprendido me a gustado mucho me pasare mas a menudo te espero por mi blog un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte, te visitaré.

      Un saludo!

      Eliminar
  11. Me ha encantado tu historia.....te felicito

    paz

    Isaac

    ResponderEliminar
  12. Buah!!!!!! Qué buena historia. Qué bien escrita. Me encanta!!!!!

    Muchas veces pensamos que la realidad nunca conseguirá el efecto deseado en nuestras vidas, por eso nos ocultamos tras una máscara que, al final, acabará matándo nuestros futuros.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buah!!!!!!! vaya comentario que te has marcado, "nos ocultamos tras máscaras que al final acabarán matando nuestros futuros" es genial, me encanta...

      Muchas gracias, un beso Ladrón!

      Eliminar
  13. Me he reído mucho! Es tan real... estamos tan pegados al móvil que nos perdemos lo que tenemos al lado.. Y por supuesto, ese tonteo por whatsapp tan auténtico! jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y por tu comentario.

      Un saludo Vértigo!

      Eliminar
  14. Pues otro más que te vota...muy bueno..un saludo desde Murcia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias alp...Un saludo desde Alicante...

      Eliminar
  15. ¡Mienten como bellacos! ¡Garrote vil para los mentirosos!

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.