sábado, 12 de julio de 2014

MÍRAME Y NO ME TOQUES

Dicen que todo lo que empieza está condenado a terminar, sin embargo aquí estoy preso de mis cavilaciones.

Todo tiene su alma y aunque pueda parecer  muy fuera de razón a mí no me faltan razones para vivir cada día con la actualidad de mi meta…Sin embargo la vida manda y nos lleva por lugares imprevistos y en esta tesitura cualquier sorpresa puede ser el adelanto de una pésima suerte…

Mírame y no me toques porque si no se terminará de deshacer el puzzle de mi persona, al que le faltan piezas, que un destino hostil se está esforzando por extraviar.

Mírame y no me toques porque al mínimo contacto podrás comprobar que cada soledad depende de las condiciones de su mundo, y como nuestros mundos son diferentes no me comprenderías, aunque ahora, yo no necesito comprensión.

Mírame y no me toques porque tal vez este vértigo confuso sea contagioso y entonces tengas las mismas inclinaciones que yo, verás claramente que la vida no es directa, ni va nunca por un solo camino y esto de una manera casi inapelable te llevará al punto en el que yo estoy.

Mírame y no me toques porque si no te introducirás en mi alma y cuando yo vuelva a entrar en mi interior sentiré esa asfixia que ocasiona la incomodidad existencial.

Mírame y no me toques porque desde la distancia y la ironía siento que tengo armas para defenderme del mundo entero y estando como estoy en el centro del Universo sólo puedes aprender a mirarme, a sospechar o a inventar porque si me tocas, esta experiencia personal iluminadora se echará a perder y entonces tendré que volver al principio, a vivir, a tratarme con la gente, a sentirme solo en situaciones extrañas, a afrontar los acontecimientos, a tomar decisiones, a descubrir la realidad, que por cierto, es una máquina de exigencias que yo no estoy dispuesto a asumir.

Mírame y no me toques, y recuerda que todo lo que empieza está condenado a terminar…Yo intentaré recordarlo también…

sK


                                                    

18 comentarios:

  1. los erizos de mar, los cactus, los puercoespines tienen este problema, sí, mírame y no me toques. son conscientes del daño que pueden infligir. casi deberíamos agradecerle su honestidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto Raúl...Y que importante es ser conscientes del daño que podemos hacer.

      Besos!

      Eliminar
  2. Es tan difícil llegar a ese centro del Universo que es lógico no querer salir de ahí, aunque sin el punto de referencia caótico no hay luego serenidad (al igual que sin bien no hay mal), tuve una conversación sobre esto el otro día pero no me acuerdo bien de la conclusión… ay la cerveza… jajaja

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesantes conversaciones las que surgen con una cerveza en buena compañía....Jajajajaja...Lo mejor es el rato que se pasa, no la conclusión.....

      Un abrazo Miguel!

      Eliminar
  3. El universo se me antoja tan infinito que hasta mirarlo se me hace imposible. Por eso me dedico a crear mis propios universos, porque allí puedo hacer y deshacer a mi antojo. Cada cual con sus locuras.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cada cual con sus locuras, esa es la riqueza de la diversidad.

      Un beso Oski!

      Eliminar
  4. Me alegra haber encontrado tu blog, pues mi otra pasión aparte de la fotografía, es la escritura con la que he estado conviviendo duran muchos años.

    Magnifica forma de transmitir a través de tus palabras y agradable el tiempo que dedicamos a su lectura, por lo que te doy la enhorabuena.

    Un afectuoso saludo y hasta pronto, Sofya.

    ResponderEliminar
  5. Nos montamos nuestra vida en círculos concéntricos. Zonas de seguridad, zonas de afecto medido, de recompensa rápida, de largo recorrido... vivimos más tranquilos así, y romper una de esas barreras da un poco de miedo, porque empieza a descolocarlo todo.

    Solo una fuerza exterior verdaderamente fuerte y motivadora puede hacernos querer volar esa estructura. Y decirnos: mírame, tócame, y lo que quieras, lo haré...

    Un texto muy rico en todo, como nos acostumbras.

    Besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Andoni, como siempre la figura geométrica del círculo en nuestras vidas.

      Gracias....Besote! :)

      Eliminar
  6. Se ruega no tocar. Es mejor así, pasar de puntillas, sin tocar al mundo y que el mundo no nos toque a nosotros. Luego ya diremos que hemos vivido, si eso.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has dicho maravillosamente bien Ehse.

      Un abrazo!

      Eliminar
  7. Tener miedo de los propios sentimientos conlleva muchas veces a portar esas espinas que otros hicieron germinar... pero cuando tanto lo repite quizás este deseando todo lo contrario... quizás... maravillosos tus textos, como siempre Sofya... Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Señorita Uve.

      Besos! ;)

      Eliminar
  8. Al leerte, me he sentido como dentro de una burbuja, en mitad del espacio, observada desde una pantalla de televisión, inalcanzable e intocable, con miedos y sensaciones encontradas...
    Por fin vuelvo a entrar a tu blog, que nunca deja de maravillarme.
    Un abrazo, desde esa burbuja anónima y solitariamente observada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a veces esa burbuja reconforta y en ocasiones es necesaria, incluso aunque dentro de ella convivamos con miedos y con sensaciones encontradas.

      Abrazos Patricia!

      Eliminar
  9. Entrar en tu blog es entrar en otro mundo, nunca mejor dicho si de mundos hablamos.
    Sientes a lo grande, para lo bueno o para lo malo, pero eso llena.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.