domingo, 17 de agosto de 2014

EL ÚLTIMO BAILE -Relato-

El último baile. Y era la rabia la que le hacía bailar. Noches insomnes y largas, días sin fin en los que la odió por su indiferencia. Su amor había muerto, era un amor mortuorio pero además conocía muy bien esa mirada, no volvería a verla…Se sentía como un mutilado por el amor o tal vez por la carencia de este, y bailaba porque sabía que era el último baile, y giraba y giraba impulsado por su propia rabia…Aún sabiéndose un segundón pudo sentir por ella desprecio y en él vio la antítesis del amor que no en el odio. Así, desde su tumba interior y mirándola de soslayo le dijo:

-      Este será el último baile.

Ella no se pronunció y con su silencio de una gran crudeza emocional él pudo comprender que vivía en un mundo colmado de señales confusas, comprendió que su soledad era su condición más íntima y entendió que enamorarse no es más que dibujar corazones con dos nombres dentro.

Sintiéndose como se sentía en el bando hostil decidió aprovechar el último baile, pese a su rabia, pese a la indiferencia de ella, pese a su amor  mortuorio, pese a aquella mirada huidiza, pese a sentirse un segundón y percibir el desprecio, pese a aquel silencio de gran crudeza emocional, pese a su soledad más íntima…Pese a todo decidió girar y girar como el mundo lo hacía colmado  de señales confusas, y giró y giró en el que fue su último baile, colmado de tristes y profundas señales confusas también.

Y todo esto mientras ella permanecía en silencio.

sK


                                                     

16 comentarios:

  1. Se comportó como un caballero, incluso cuando su feudo se derrumbó ...
    Felíz vuelta a la normalidad Sofya!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Es difícil bailar así cuando no habrá un mañana, pero fue muy valiente y generoso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy difícil Drywater, muy difícil...

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Un giróvago reivindicándose ante el amor y el mundo. Inquietante.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Sofya, "El último baile" o "Cómo escribir una historia que alguien acaba de protagonizar". A veces no sé que es peor, si identificarse con una historia que duele y desangra pero saber que hay quiénes te entienden, o sentirse solo y al menos sólo dolerse a uno mismo. En cualquier caso, lo que has escrito es bellísimo.
    Me alegro de tu vuelta, echaba de menos leerte. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Patricia, me alegra tu visita y que hayas echado de menos mis letras.

      Un abrazo!

      Eliminar
  5. mejor es bailar sin pensar cuando será el último baile Sofya. ¡gracias por tanto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy bonito lo que dices LAO, supongo que a veces hay cosas que son inevitables...

      Gracias por tus aportaciones, un abrazo!

      Eliminar
  6. Siempre espero otro baile...jejej, un beso desde Murcia....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inteligente y esperanzadora opción...

      Un abrazo alp!

      Eliminar
  7. y que le quiten lo bailaó, ¿no? :).... está bien tomarse las cosas con filosofía y con elegancia, menos disgustos que se lleva uno... besitos y bienvenida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Señorita Uve...

      Besitos y muchas gracias, me alegra veros a todos de nuevo por aquí :)

      Eliminar
  8. ¿Y quién no ha esperado alguna vez el último baile? Tal vez porque nadie nos ha dicho nunca que se puede apagar la música e irse a bailar a otro lado.

    Salud, bienvenida de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Oski, aunque a veces por mucho que nos quisieran decir, cuando la música está en nuestra cabeza no podemos dejar de bailar...

      Un abrazo, muchas gracias y bienvenido de nuevo.

      Eliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.