jueves, 18 de septiembre de 2014

SIN RECURSOS

¡Malditos todos, ni me miráis!...Soy una mierda más en vuestras aceras, estoy por debajo de vosotros y desde mi nivel sólo puedo ver vuestros putos pies…Vuestro calzado…Zapatos limpios y relucientes de marcas y de diseño…Y cuando levanto mi cabeza de cabellos mugrientos y os miro, rápidamente retiráis la vista para que nuestras miradas no se crucen…Tenéis cosas más importantes que hacer; Ir al trabajo, al supermercado, a la farmacia, a desayunar con algún amigo en alguna cafetería de la ciudad, a compraros un vestido y un traje de novios, para reservar un convite de trescientos cubiertos en el mejor restaurante y así inmortalizar vuestro amor, vuestro jodido amor…Tenéis mucha prisa porque alguien os espera y una mierda como yo no va a estropearos el día, porque si nuestras miradas se cruzasen y pudieran permanecer estáticas y clavadas por unos segundos, tal vez milésimas de segundo, las consecuencias de mi apagada ojeada sobre vuestras conciencias serían implacables…Y tenéis demasiada prisa para daros cuenta de que no sois nada agradecidos, de que no sabéis valorar lo que tenéis, de que no podríais soportar encontraros un día como yo, viendo y mirando pies cautivos en calzados de diseño caminar raudos y veloces de huída…¡Sí!, huís porque no estáis preparados para asumir lo que yo represento y tampoco entra en vuestros cálculos que dentro de vuestro todo lo que más abunda es vuestra nada…Y nada de lo que siento, sufro o padezco, nada de lo que me ha sido despojado, nada absolutamente nada de lo que pienso, os puede ser ajeno, porque entonces no seriáis humanos y en caso de serlo, seriáis humanos sin recursos…Como yo…Mierda, basura y escoria, igual que yo.

sK


                                                                


22 comentarios:

  1. Se me hace díficil comentar algo cuando todavía me quito el sabor a tierra de la boca. Si queríamos intensidad aquí tenemos cuatro tazas.

    Supongo que en el fondo todos somos un poco hijos de puta y quien esté libre de decir "yo pasé de largo" que me diga lo contrario.

    Ahora mismo no puedo decir más, sigo tocado con lo que has escrito.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Sin recursos... unos y otros. Una de las cosas que enseña esta "crisis" que vivimos es que el excluIdo, el marginado, se va culpando a sí mismo y se ataca a sí mismo. Por no tener trabajo, por no poder pagar la casa, por no haber estudiado. A la vez, el que quiere seguir creyéndose a salvo, evita mirarle a la cara, porque no quiere verse ahí. Al final todos mendigamos, ya sea afecto, aprobación social o bienes materiales...

    Hacen falta más personajes como éste, que rompan esa inercia de no mirar al otro para no verse

    Besote Sofya! ;)

    ResponderEliminar
  3. Hasta que no vi la foto no me quedo claro, creia que hablaba de manera literal, y ahora que la vi, dije.. que jodido es esto.

    ResponderEliminar
  4. Me ha impactado en general, pero la frase "dentro de vuestro todo lo que más abunda es vuestra nada" me ha dejado sin palabras. ¿De qué sirven las cosas materiales cuando por dentro uno está vacío? Me lo pregunto muchas veces y no veo el beneficio.
    Un beso Sofya :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que hacernos preguntas y reflexionar convierte ese vacío en fértil y entonces también es provechoso para crecer y nutrirnos, eso indirecta o directamente también repercute positivamente en los que nos rodean y en nuestras relaciones. Pero sí, tienes toda la razón, comodidades externas e incomodidades internas, serio conflicto!

      Gracias por pasarte Blanca, un beso :)

      Eliminar
  5. Demasiado resentimiento . Los paseantes que ignoran lo que pasa en las aceras, al lite del suelo, comparten la culpa que llevan en sus mochilas, un poquito cada uno y seguro que muchos llevan mochilas muy grandes, pero la mayoría no pueden ser responsables únicos de la situación en la que se encuentran los demás. Las miserias se llavan también ignorando a quienes nos necesitan.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que la responsabilidad no es única de los paseantes, eso no sería ni justo ni real, ... Lo que has dicho: "las miserias se llevan también ignorando a quienes nos necesitan" es muy cierto, me ha encantado José.

      Saludos!

      Eliminar
  6. muy bien , la verdadera miseria es la que va por dentro...... Saludos Sofya!

    ResponderEliminar
  7. Es una forma de proyectar. Lo que nos causa miedo al ver un indigente es saber que es como nosotros, y que nosotros podríamos ser él. Y con ese miedo empeoramos la situación, suya y nuestra. Es un círculo vicioso.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. La foto es tan cruda, ilustra muy bien el texto. Yo estoy como Oski, tocada, es una realidad que veo cada jodido día en la calle de mi ciudad, veo al que está en el suelo y a todos los que apartan (apartamos) la vista, veo rodillas hincadas, manos suplicantes, y duele tanto. Buff, es demasiado visceral, es tremendo, es una mierda, como dice el texto. Una verdadera mierda :(

    Siento un comentario tan feo Sofya, tu texto es crudamente genial.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un comentario feo Patricia, es jodidamente real.

      Un abrazo ! :)

      Eliminar
  9. Hoy la verdad que no tengo el mejor día, entre este y el anterior me has dejado una profunda tristeza encima; es preocupante la naturalidad con la que según qué días bajamos la cabeza y asumimos como inevitable esta realidad...

    Respecto al suicidio es un tema muy delicado y no deja de ser en cierta manera otra huida, aunque hay determinadas enfermedades que son peores que la propia muerte en las que ves como una persona se va disolviendo en "vida" hasta no ser más que una sombra... ante eso desde luego que el suicidio (aunque de una forma menos teatral) es una elección más que respetable.

    Un abrazo Sofya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Incluso podría ser un derecho.

      Un abrazo Miguel!

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Un abrazo Sergio!

      Gracias por pasarte, aunque te desgarres :)

      Eliminar
  11. Parece que cuanto más evolucionamos, cuanto más "humanos" somos y más nos separamos de las bestias que éramos, cuanto más fino vestimos y con más exquisitices nos deleitamos, más vacíos estamos por dentro, más perdemos el norte, más desconfianza y miedo albergamos... quizás un pequeño retroceso no estaría tan mal... Magistral escrito, tanto en su forma como en su contenido, gracias por remover nuestras conciencias... besitos señorita Sofya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Señorita Uve, no puedo estar más de acuerdo en todo lo que planteas.

      Besitos!

      Eliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.