jueves, 27 de noviembre de 2014

A LA SOLEDAD...

Todas las mañanas tomaba el café en la misma mesa, escribía en una pequeña libreta con sus gafas negras de pasta y un bolígrafo morado de diseño, con un aire intelectual que a él le fascinaba y le hacía imaginar historias todos los días, y concentrada en sus letras, no reparaba en que el chico vivía día a día nutrido y alimentado por ese momento de cada jornada en el que la podía ver… Y entonces soñaba…Y entonces se enamoraba…Y entonces ella se levantó, recogió sus cosas y tras pagar se marchó…Él se acercó a la mesa para recoger la taza ya vacía y al lado del servilletero encontró un papel escrito de su puño y letra que cogió y sin pensarlo dos veces leyó…

“A veces surge de la nada, punzante, profunda y trasnochada…Me hace desvanecer, me coge de sendos tobillos, me hace girar y me lanza como un puto objeto vendido a su suerte y transportado por la vía rápida al cementerio del amor, respirando en el trayecto un desamparo vital que me recuerda que nuestra relación es un amor-odio irreparable y tremendamente bello…Punzante, profunda y trasnochada…Pero sobre todo intensa y eterna…

A veces surge de la nada y entonces sé que está siempre conmigo, aunque la evada, se esconda o ambas disimulemos…
Siempre, siempre está conmigo…”

Y entonces el camarero soñó…Y entonces se enamoró…

sK


                                                                            

20 comentarios:

  1. Muy sutil y elegante , cualquiera se enamora .

    ResponderEliminar
  2. El amor surge (puede hacerlo) en cualquier lugar, en cualquier momento. Hay que estar atentos.

    Muy bello.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias José... El amor es así...

      Un saludo!

      Eliminar
  3. nunca nos libramos de ella del todo, verdad? por muy bien que estemos acompañados, siempre termina asomando y nos saluda, la muy jodía. dexler lo canta maravillosamente bien: "qué raro que tu me acompañes, soledad, a mi que nunca me ha gustado estar solo". precioso texto paisana. no me extraña que el camarero se enamore

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, siempre anda cerca, será por algo...

      Muchas gracias paisano!

      Eliminar
  4. una autentica maravilla de escrito. fluye de manera perfecta. lo que creo q es lo mas dificil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra tu visita Miguelo...

      Gracias, un abrazo!

      Eliminar
  5. A mí me habría pasado como al camarero. Las letras tienen algo irresistible al amor.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Estoy con Ehse, cuando hay letras de por medio los sueños y el amor las acompañan.
    Muy bonito :)
    Un beso, Sofya!

    ResponderEliminar
  7. A algo así me refería con la esperanza en el otro comentario, muy bello Sofya.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. El poder evocador de las palabras... no siempre una imagen vale más que mil palabras... en ocasiones, unas pocas palabras bien juntadas, valen más que mil imágenes anodinas...
    Besitos:)

    ResponderEliminar
  9. Quizá ya estaba ganado para la causa antes de empezar.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

Si te apetece puedes expresar tu opinión.