jueves, 18 de diciembre de 2014

SOFYAKEER

Este es mi pseudónimo en las redes y desde el año 2011 que inauguré este blog es el que utilizo. Me gusta y con el tiempo le he cogido cariño. Hoy cierro este blog, APRENDEMOS PARA LA VIDA NO PARA LA ESCUELA, una frase de Séneca con la que no puedo estar más de acuerdo y que además, ya tiene otras connotaciones en mi vida gracias a esta aventura compartida con vosotros.

Cierro para abrir, ¡qué os voy a contar acerca del tema de las puertas que se cierran y las que se abren!…Porque me apetece un cambio de look literario, y me apetece también que sigáis leyéndome y escribiéndome correos y comentarios, me apetece seguir sintiendo que estáis ahí porque siempre me apetece escribir y desde que he hecho este rodaje me apetece mucho más compartir.

Así que si queréis continuar leyendo mis desvaríos y profundidades ahora tendréis que entrar en Sofyakeer.blogspot.com y ahí nos encontraremos.

Muchas gracias por darle valor y sentido a esta aventura que hoy doy por finalizada. Os espero... Me apetece.

sK

domingo, 7 de diciembre de 2014

ÚNICA EN GÉNERO Y NÚMERO

Ensucias mi mente, mi cuerpo, mi alma y mi espíritu, ensucias mis sábanas…Ya no se hacen mujeres así…Eres única en género y número y en la lentitud de mis días eres el oasis en medio del drama, mezclas ficción y realidad y yo me mezclo con ambas mientras contigo me fundo…Lo haces bien demasiado bien para mi gusto, ése es mi problema, la inmoralidad que contamina tus pensamientos lascivos te hace irresistible hasta la saciedad, y mientras alimentas mi hambruna y mi sed te nutres del vacío repleto con un fondo trágico, en el que salta a la vista que no has encontrado tu sitio en la vida…Sí, no lo has encontrado y esto no es más que un denominador común en la gente corriente, porque la gente corriente tiene problemas corrientes y tu impotencia para cambiar tu vida ha convertido nuestra historia en una historia sórdida, algo obvio y previsible como la sordidez del ser humano, obvia y previsible como la calidad de nuestros encuentros…Intensos, profundos, placenteros y jodidamente excitantes, sin embargo patológicos y sobre todo empapados de cochambre, pero ¿cómo sino exorcizar tus fantasmas familiares y existenciales, esos que te roban hasta el oxígeno?…¿Cómo?...Ensucias mi mente, mi cuerpo, mi alma y mi espíritu, ensucias mis sábanas y desde mi sucia cama, hoy no puedo conciliar el sueño con esta extraña libertad tuya que a su vez es un extraño compromiso.

sK